Después de las múltiples quejas de varios usuarios, Bungie ha confirmado que va a dejar a un lado el banhammer para evitar que se arruinen los modos competitivos multiplayer de Destiny.

Chris “Cozmo23” Shannon, community manager del estudio, publicó en su cuenta de Twitter que actualmente se encuentran bloqueando las consolas que posean un “historial castigado o cuentas restringidas”. Si un usuario recibe una “restricción de cuenta”, no podrá jugar el título hasta que se levante la suspensión. También veremos la “restricción de actividad” en la cual no se podrán utilizar las modalidades de Iron Banner y Trials of Osiris, incluso es probable que se pierdan algunos gears y emblemas asociados.

Destiny-The-Taken-King-Releae-Date-Details-and-Controversy

Estas situaciones aplicarán para aquellas personas que tengan su consola modificada o que hayan alterado el software de Destiny.

Comentarios