Los jugadores de Fortnite se llevaron una hermosa sorpresa, ya que por primera vez en la historia los usuarios de distintas plataformas podían jugar en conjunto. Sin embargo, siempre hay una bruja mala en el cuento y esto duró relativamente poco.

Hasta la fecha, Sony se negado rotundamente a incluir esta función en sus juegos, a pesar de que el cross-play es posible y resulta sencillo de activar. Los usuarios de Fortnite se enteraron que estaban jugando mezclados, y la comunidad pensó que éste era el paso que se necesitaba. Sin embargo, los responsables de Epic Games declararon a Dualshockers que esto se debió a un “fallo en la configuración que ya ha sido corregido”.

Veámoslo desde este punto de vista: el cross-play es posible, y al parecer es realmente sencillo activarlo y desactivarlo. ¿Qué nos detiene? ¿Cuál es el miedo a activar el cross-play para todos? ¿Por qué tanta negativa?

Fuente: Dualshockers

Comentarios