La industria del videojuego se multiplica, los gamers se convierten en una comunidad global en crecimiento y países como Costa Rica buscan su espacio.

Si antes parecían tenerlo, ya no. Los gamers se han saltado estereotipos para formar una comunidad diversa, guiada por la pasión por los videojuegos, capaz de ofrecer a la industria el poder que nunca antes imaginó.

Con un movimiento económico por encima de los 100 mil millones de dólares reportados por la firma de análisis Newzoo, el mercado de los videojuegos aspira a romper todos los pronósticos para este 2017. Si bien Newzoo coloca a Asia y el Pacífico como quienes lideran los beneficios al generar el 47% de este crecimiento, seguidos por EEUU, Europa, África y al final, Latinoamérica con solo el 4,4% del mercado en este año, es de destacar que la región ya ostenta una comunidad gamer de 206 millones de jugadores.

México, Brasil, Argentina y Colombia son los países puntales en el crecimiento de la industria en América Latina.  Si se trata de Costa Rica, las posibilidades van en aumento. Mientras algunas compañías del sector ofrecen posiciones claves a los gamers, otros se refieren a una industria llamada a crear más empleos e incidir en el propio desarrollo del país. A su vez, las comunidades gamers se fortalecen y buscan nuevos horizontes y mayor incidencia. Lo cierto es que importantes compañías públicas y privadas invierten ya en el sector, ya sea patrocinando jugadores o equipos o estableciendo premios.

Una industria poderosa que ha sido reconocida por gigantes tecnológicos como Samsung. “Todo el historial de innovación de Samsung está plasmado en nuestra propuesta para los gamers”, asegura Wilfredo Cárdenas, Product and Marketing Manager de EB para Samsung Electronics Latinoamérica.

La marca es hoy uno de los jugadores más importantes de esa industria. De hecho, recientemente anunciamos que “subía el nivel del juego” con la QLED CHG90, la pantalla de mayor tamaño para videojuegos del mundo que entrega una experiencia de visualización cinematográfica en estilo IMAX gracias a su formato único en relación de aspecto 32:9 y su imponente pantalla de 49” y su portafolio incluye el primer monitor curvo del mundo con un tiempo de respuesta súper rápido de 1 ms. “Nos estamos centrando en productos muy innovadores, que responden a las necesidades y exigencias de los gamers. Se trata de una industria que brinda muchas posibilidades y que estamos seguros de que seguirá creciendo y sorprendiendo”, señala Cárdenas.

Mediante la aplicación de la avanzada tecnología de reducción de desenfoque de movimiento de Samsung a su panel superior VA, la empresa ha logrado crear el primer monitor curvo de la industria con un tiempo de respuesta súper rápido de 1 ms MPRT, que hace posible disfrutar de un rendimiento sin precedentes, sin desenfoque de movimiento a lo largo de toda la pantalla.

Dentro de este portafolio contamos también con el monitor gaming curvo de 23.5″ de Samsung ofrece una velocidad de actualización de pantalla de 144 HZ y 1ms en tiempo de respuesta para un juego fluido e impecable; tecnología de puntos cuánticos para una gama más amplia de colores más reales, y múltiples modos de juego calibrados de fábrica, que optimizan instantáneamente los rangos de contraste y la nitidez. A esto se unen un fuerte brazo con doble bisagra diseñado para los juegos más demandantes, una relación de contraste de 3,000:1 para negros profundos y blancos brillantes, y tecnologías como Flicker Free, que reduce la fatiga visual y AMD FreeSync, que minimiza el retraso o pausa de imágenes y garantiza una experiencia de juego mucho más fluida.

Asimismo disponemos del monitor UH75 de 28 pulgadas, con tecnología Quantum Dot, 1ms en tiempo de respuesta y lo más esperado por apasionados por la calidad de imagen, resolución UHD (3840×2160).

Con más ingresos que la propia industria del entretenimiento, la de los videojuegos promete seguir arrasando.

Comentarios