Gomen, Aishiteru se estrenó el 9 de septiembre de 2017 por TBS, es el remake del drama coreano Sorry, I Love You. La original constaba de 16 episodios, mientras esta nueva vesion cuenta con solo 10 espisodios y contó con un 9.72% del rating; su cancion tema fue Forevermore de Utada Hikaru.

La historia se centra en Ritsu, interpretado por Nagase Tomoya del grupo Tokio. Cuando Ritsu nacio fue abandonado por su madre Reiko (Otake Shinobu). Ritsu vive en Corea y pertenece al más bajo de los estratos sociales y es parte de una banda; en Corea  por casualidad ayuda a una chica japonesa llamada Rinka (Yoshioka Riho). Más adelante, Ritsu se ve envuelto en una pelea donde recibe un disparo en la cabeza por proteger al líder de la pandilla al que el considera su hermano menor. En el hospital le dicen que le quedan tan sólo tres meses de vida, y como sus días están contados decide volver a Japón a buscar a su madre. Cuando la encuentra se da cuenta que su madre no es pobre si no que vive una vida feliz junto a su hijo, el famoso pianista Satoru (Sakaguchi Kentaro), por lo que decide vengarse, aprovechando que Rinka es amiga de la infancia de Satoru.

Gomen, Aishiteru es un drama trágico, y Nagase hace un increíble trabajo interpretando a Ritsu, quien a pesar de ser un hombre tosco, es dulce y de buen corazón. Este personaje tiene un gran crecimiento en sus sentimientos de venganza, los cuales cambian por amor y preocupación; es un personaje con muchos conflictos, más si tomamos en cuenta que sólo tiene tres meses para vivir.

Rinka por su parte es un personaje muy inocente, que vive atrapada haciendo lo que los demás esperan de ella y no hace lo que realmente quiere, hasta que conoce a Ritsu. El personaje va creciendo poco a poco a como avanza el drama y es sin duda un personaje muy fuerte a pesar de su apariencia inicial.

Otro personaje rescatable es Wakana (Ikewaki Chizuru), quien es amiga de la infancia de Ritsu, y tiene un retraso debido a un accidente, por lo que se comporta casi como una niña. Ella tiene un hijo llamado Sakana, a quien le toca hacer el papel de adulto debido a la discapacidad de su madre. Wakana es usualmente acosada por matones que solo quieren comprar su cuerpo, y tampoco sabe quien es el padre de su hijo, pero es sin duda el personaje más dulce y de buen corazón que he visto en un dorama.

Hyuga Reiko (Otake Shinobu), la madre biológica de Ritsu es un ser humano despreciable cuando nos la presentan por primera vez. Sin embargo, a como avanza el drama podemos tomarle incluso algo de cariño. Si algo tienen los dramas japoneses es que ningún personaje es 100% malvado solo por que sí; tampoco nadie es perfecto, y es esto lo que al final hace que todos los personajes sean entrañables sin importar que algunos son muy estereotipados como en los dramas coreanos. La japonización del mismo nos da una mezcla interesante, un dorama con toques más humanos, los valores como la amistad y la familia tienen un rol más importante como es típico, y algunos problemas de la trama original fueron arreglados. De hecho, al ser más corta la trama es más fluida y evita caer en problemas innecesarios.

Gomen, Aishiteru es sin duda un gran drama, mantiene al espectador entretenido hasta el final, es de esas historias por las que hay que prepararse para llorar.

Comentarios