Todome no Kiss es uno de los dramas más populares de invierno de 2018 fuera de Japón, logrando un rating del 6,95%. Este dorama se trasmitió desde el 7 de enero hasta el 11 de marzo de este año por NTV, contando con un total de 10 episodios. La canción tema es “Sayonara Elegy”, de Suda Masaki.

La historia narra como Dojima Otaro (Yamazaki Kento) cuando era niño estuvo en un accidente en un barco donde murió su hermano menor. Este incidente destruyó a su familia, por lo que no cree en el amor y trabaja como host siendo increíblemente popular. Un día llega una chica multimillonaria al bar donde trabaja, y decide que quiere conquistarla, pero sus planes se ven frustrados cuando una extraña mujer lo besa y muere en el acto.

En ese momento despierta siete días antes, y asustado deja que su vida lo lleve al mismo día en que murió para darse cuenta que la chica vuelve a aparecer, por lo que tratará de escapar de ella a toda costa, y aprovechar la ventaja que le da el viaje en el tiempo para conquistar a la multimillonaria.

En general, puedo decir que Todome no Kiss es un gran dorama; en esta historia tenemos muchas historias paralelas muy bien logradas, y todas se van entrelazando de alguna manera por lo que todos los personajes juegan un papel importante dentro de la historia. La chica misteriosa interpretada por Kadowaki Mugi es un personaje muy original, una chica tímida y de buenos sentimientos, pero sin entrar en spoilers, la actriz hace un gran papel y complementa perfectamente a Kento. Definitivamente son un gran dúo.

Luego tenemos a Arasaki Yuko como Namiki Mikoto, una chica millonaria que no puede heredar la empresa de su padre por el machismo tradicional japonés, y que debe casarse para poder heredarla. Confundida por lo que siente por su hermano y por lo que siente por Otaro, es un personaje confundido en busca de llenar un vacío, y que termina siendo el centro de todos los problemas que se ocurren en estre dorama.

Arata Mackenyu aparece como Namiki Takauji, siendo un personaje que evoluciona de una manera impresionante. Mackenyu se luce, su personaje es el antagonista aunque sus intenciones son buenas, pero su personaje se va corrompiendo en la desesperación tratando de detener a Otaro. Hablando de Otaro, le queda al dedo a Yamazaki Kento y ayuda a quitarle la imagen de personaje de shoujo que le habían dejado sus últimas películas. Es bueno ver al actor en papeles diferentes y de paso nos recuerda por qué es uno de los favoritos del público.

También trabajan en éste drama Shinson Jun, Suda Masaki, Sano Hayato (M!LK), Hotta Akane, Karata Erika y Yamamoto Ai de AKB48.

Este drama además tiene una particularidad, ya que existe Todome no Parallel, la cual se transmitió de forma simultánea por Hulu. Ésta serie de 10 capítulos de unos 13  minutos complementa a Todome no Kiss, pues lleva la historia de qué sucede con el universo donde los personajes mueren. Además, el verdadero final del drama se encuentra en Todome no Parallel.