Techland anunció una expansión independiente de Dying Light, titulada Bad Blood, en respuesta a “numerosas peticiones de los fans” para hacerle pique a PlayerUnknown’s Battlegrounds o Fortnite: Battle Royale.

El modo mezclará mecánicas PvP con otras PvE “mientras retiene el número de la experiencia única de Dying Light”, según sus desarrolladores. Las partidas comenzarán con seis jugadores que aparecerán en una zona infestada de zombis y tendrán que evacuar antes de que llegue la noche.Para coneguir un asiento en el helicóptero de extracción necesitarán obtener muestras de sangre de los infectados; incluso podrán enfrentarse al resto de jugadores para robarles sus muestras de sangre. Las plazas del helicóptero se irán desbloqueando conforme más muestras de sangre totales se recolecten, pero cada jugador tendrá que pagar por su propia plaza.

Dying Light: Bad Blood se lanzará en 2018, pero los jugadores de PC ya pueden entrar a la versión de prueba desde su web oficial.

Comentarios