Intel anunció las especificaciones técnicas de la octava generación de sus procesadores Coffe Lake para laptops, los cuales tendrán un incremento en velocidad y reducción de su consumo energético. Además, Intel apuesta por mejorar el desempeño multitasking con un aumento de núcleos y threads.

A diferencia de las generaciones anteriores, donde solo se introducía nueva arquitectura o se renovaba la tecnología previa, Intel optó por mezclar ambos recursos con la octava generación, por lo que no solo es una renovación de los Kaby Lake, sino un paso adelante en el proceso de manufactura ya que están basados en 14 nm++ para Coffe Lake y en 10 nm para Cannon Lake. El aumento será de hasta un 40% en comparación con la séptima generación. Los procesadores llegarán a partir de hoy, 21 de agosto en las nuevas laptops:

  • i7-8650U: 4.2 GHz, 4 núcleos y 8 hilos de ejecución, 8 MB en caché
  • i7-8550U: 4.0 GHz, 4 núcleos y 8 hilos de ejecución, 8 MB en caché
  • i5-8350U: 3.6 GHz, 4 núcleos y 8 hilos de ejecución, 6 MB en caché
  • i5-8250U: 3.4 GHz, 4 núcleos y 8 hilos de ejecución, 6 MB en caché

Estos nuevos chips están diseñados para optimizar el desempeño con video 4K, apps VR, 3D y realidad aumentada. El consumo de energía se redujo a 15W, que equivaldrían a 10 horas de batería en dispositivos delgados. Tampoco nos obligarán a cambiar de moba para actualizar.

Por ahora todo se centró en productividad, un poco en entretenimiento y no tanto en gaming.

Comentarios