El director de Aquaman, Jams Wan, afirma que el escenario submarino de la próxima película de DC ha hecho que sea “un rodaje técnicamente complicado”. El director habló de estas dificultades con The Hollywood Reporter, mencionando que tanto las secuencias en agua como fuera de ella son “muy complejas”:

“El CG con el cabello y cómo sus ropas se mueven, cómo están flotando, en qué tipo de plataformas los ponemos…”

A esto hay que añadirle el deseo del creativo de hacer poco uso de CGI, optando por rodar con actores tanto como sea posible, haciendo que la filmación sea “muy difícil y absorbe el tiempo”. A pesar de los diversos desafíos, Wan espera que sus esfuerzos se paguen al finalizar la película.

Sobre el desempeño de Dolph Lundgren, quien se unió al reparto en abril como el Rey Nereus:

“Él realmente es un actor fuerte. Se está tomando en serio esta cinta”.

Aquaman se estrenará en diciembre de 2018.

Comentarios

comentarios