Si bien es cierto la noticia tiene un par de días de añeja, vengo a contarles que Kit Harrington, el actor de Jon Snow, ya llegó a Belfast, lugar donde se lleva a cabo la nueva temporada de Game of Thrones.

En el pasado les comenté por qué es que Jon Snow no necesariamente estaba muerto, sin embargo hubo quejas de [spoilers], pese a que ya el episodio había pasado y, por los dioses viejos y los dioses nuevos, se trataba del final de temporada de un programa de TV de Prime Time, de la serie más vista de la actualidad; si no querían saber el final debieron de irse a la montaña, a una cabaña sin WiFi y dejar pasar 48 horas de televisado el episodio antes de volver al mundo digital. ¡Es como no haber visto el partido Costa Rica – México y decir que es un spoiler cuando encuentre a todos sus contactos de Facebook diciendo que #nofuepenal!

Por eso, mejor me esperé un poquito esta vez para comentarles de esta noticia de Kit Harrington. Ya antes se había dicho que el actor no había cortado su cabello, sospechosa señal de que su personaje podría seguir vivo. Del mismo modo ahora lo tenemos de vuelta en Belfast.

Bien señalan algunas fuentes que el regreso de Kit al set de Game of Thrones no es una señal definitiva de que no haya muerto, pues el mismo Charles Dance (Tywin Lannister) regresó a inicios de la temporada pasada para filmar su funeral. Claro que en ese entonces el futuro del personaje estaba sellado por los libros de George R. R. Martin, a diferencia de Jon, cuyo futuro es aún incierto.

Tomando en cuenta todo, no se ustedes pero yo no le pierdo la fe a R’hllor, Señor de la Luz ni a su sacerdotisa Melisandre. Jon Snow será el elegido del Dios Rojo para batallar contra los zombies de The Walking Dead. Digo, perdón, los White Walkers. Hasta el 2016 sabremos la respuesta.

Normalmente diría “Que Galactus me los cuide”, pero creo que hoy lo correcto sería decir “Que R’hllor, Señor de a Luz los proteja, que la noche es oscura y llena de horrores”.

Kit-Harington