Ken Levine, creador de BioShock, se presentó en la EGX Rezzed 2017, donde comentó un poco de su nuevo juego con el estudio indie Ghost Story. Curiosamente, afirmó que en su nuevo juego tomó inspiración de Shadow of Mordor:

“El juego que yo creo que me inspiró más fue Shadow of Mordor, con el sistema Némesis, que fue mi parte favorita del juego”.

Levine explicó que se sorprendió al ver como en Shadow of Mordor podíamos matar al jefe orco en cualquier orden y que la historia seguía avanzando, fue ahí cuando quiso hacer algo más ambicioso:

“No he visto mucho sobre [la secuela, Shadow of War], y supongo que, probablemente, van a duplicar esa característica, porque pensé que fue increíblemente exitoso. Eso nos hizo pensar: está bien, tal vez no estamos completamente locos en lo que estamos tratando de hacer”.

Al igual que Shadow of Mordor, buscan que todas las acciones del jugador sean reconocidas como logros o fracasos. Por otro lado, el juego no sigue un esquema como el de Telltale Games con distintas ramificaciones según las elecciones, sino que es “un juego profundamente sistemático”, con una narrativa tradicional que podrá “reaccionar y comentar a un nivel menor sobre las acciones que el jugador lleve a cabo”.

Fuente: PCGamer

Comentarios