La octava temporada de The Walking Dead tendrá un cambio en su narrativa y centrará los mismos en un solo personaje. Scott Gimple, uno de los showrunners de la serie, ve una solución al problema de que la audiencia se aburra a mitad de la temporada:

“A causa de que la narrativa se ha convertido en una conflicto bastante intenso, va a afectar a la estructura de manera que la haga un poco más cinética, un poco más vertiginosa… cambiando de historias enteras de un episodio a una especie de brecha sobre bastantes episodios, con pequeños pedazos de cada historia que se juntan”.

Gimple aseguró que en la octava temporada de The Walking Dead habrá mucha más acción y movimiento, algo que podría ayudar a mantener buenos números en audiencia:

“Sabíamos cómo iba a estar estructurada la séptima y sabíamos que queríamos mezclarlo todo en la octava. Y sabíamos lo que iba a ser la octava temporada y cómo eso dictaría un tipo de estructura muy diferente en cualquier caso. ¡Así que, sí, las cosas van a moverse, y posiblemente no tendrán ese tipo de inmersiones profundas en los personajes en cada episodio, sino que más bien se estirarán las piezas a medida que avancemos”.

Comentarios