Hoy en día, con un par de búsquedas, echando un vistazo a los rankings de cada liga y los jugadores de los equipos más importantes, es fácil saber quién está dominando el panorama de los eSports. Digamos que es fácil saber quiénes son los Leo Messi o Cristiano Ronaldo de los deportes electrónicos, pero para muchos seguramente resultará complicado citar a los Pelé o Di Stefano, aquellas leyendas que marcaron la historia de los eSports.

Es difícil hacer una lista de los mejores de todos los tiempos porque sería como hablar de los mejores deportistas y tener que comparar fútbol, baloncesto o béisbol. Dependiendo del juego y del territorio se puede hablar de jugadores más o menos importantes, pero realmente no se puede hacer un ranking general.

Hemos elegido a aquellos jugadores que supusieron un cambio, un antes y un después en la historia de los eSports por diferentes motivos. No quiere decir que fueran o sean los mejores, pero sí figuras que han ayudado a que estas competiciones sean lo que son hoy en día.

En los tiempos en los que grandes marcas como Nintendo o Amazon no tenían nada que ver con los eSports, hubo unos cuantos jugadores que lograron que esos gigantes acabasen centrando su atención en un grupo de jóvenes que juegan a videojuegos.

Jaedong vs Flash

En los años 70 y, sobre todo, en los 80, cuando creció la popularidad de los videojuegos, ya existían las competiciones entre jugadores en Estados Unidos. Durante la década de los 90 fueron apareciendo más torneos gracias a la popularidad de juegos como Netrek, considerado el primer juego por equipo, y también de internet.

Pero no es hasta finales de los 90 y principalmente el inicio de los 2000 en que los eSports empieza a establecerse tal y como los conocemos ahora, especialmente en Asia y más en concreto en Corea del Sur.

Las primeras grandes estrellas de eSports son coreanas. Los mejores jugadores se convirtieron en auténticos ídolos. Si sólo hubiera habido uno, parecía intocable y nadie se animaría a intentar batirle, por eso siempre mejor que haya una rivalidad. Y Corea la tuvo.

Lee ‘Jaedong’ Jae Dong y Lee ‘Flash’ Young Ho están considerados como dos de los mejores jugadores de Starcraft de la historia, pero la grandeza de uno no se entendería sin la del otro. Su rivalidad ayudó a atraer a un gran número de fieles.

Aunque seguramente la gran estrella de los eSports en Asia en los años 2000 haya sido Boxer. Lim Yo Hwan ‘SlayerS_BoxeR’ llevó la competición de Starcraft a otro nivel, un auténtico fenómeno en Corea que muchos comparan con el efecto que tuvo Michael Jordan en la NBA. Fuera de Estados Unidos, a muchos la NBA les llegó por Jordan y a muchos otros los eSports por Boxer.

Otros jugadores importantes en Asia han sido el coreano Jang Jae-Ho ‘Moon’ o el japonés Daigo Umehara ‘Daigo’. Entre los hitos del primero, además de ser uno de los genios de Warcraft, está el contrato que consiguió en 2009 con el equipo WeMade FOX. Esos $500,000 demostraron que los eSports tenían el mismo potencial que cualquier gran competición deportiva del mundo.

El segundo demostró que se podía salir de los límites de Asia; en Estados Unidos había una buena tradición de jugadores de Street-Fighter a la que Daigo puso en jaque. Hasta entonces, principios de los 2000, no había habido mucho contacto entre los dos Continentes pero los enfrentamientos de Daigo con Justin Wong o Alex Valle llamaron la atención de todo el mundo.

Otro jugador que cruzó fronteras fue el francés Bertrand Grospellier ‘ElkY’. Ya a principios de la década del 2000 dejó su país para ser uno de los primeros no asiáticos en atreverse a competir en las ligas coreanas de StarCraft. Pero su mayor mérito no está en sus logros deportivos sino en haber sido un pionero en Europa. Además, hace unos años dejó los eSports para dedicarse al poker profesional con gran éxito. De nuevo su figura sirvió para dar a conocer los eSports entre un público nuevo. A sus 37 años –un auténtico veterano- sigue compitiendo. Hace un par de años le fichó el Team Liquid para su equipo de Hearthstone y desde hace poco compite también con Partypoker, otro sponsor importante.

En Europa pueden considerarse también pioneros al belga Bachir Boumaaza ‘Athene’ y al español Carlos Rodríguez ‘ocelote’. Athene ha sido un ejemplo de la importancia de saber venderse, de que las grandes estrellas de eSports son más que buenos jugadores. A través de su canal de YouTube se convirtió en toda una celebridad.

La importancia de ocelote está en que supuso el acercamiento a los eSports de un nuevo mercado: el hispanohablante. Obtuvo resultados notables en Warcraft y League of Legends, pero pese a tener sólo 27 años ya está retirado de la competición. Rodríguez ha promovido el management de equipos de competición y es el fundador de lo que ahora es G2 eSports.

En Estados Unidos han surgido un gran número de buenos jugadores en muchos juegos distintos, pero no había una súper estrella del tipo que sí existía en Corea hasta que llegó Jonathan Wendel ‘Fatal1ty’. El estadounidense ha sido protagonista de artículos en publicaciones de la talla de Sports Illustrated, New York Time, Forbes o Time. Falt1ty demostró no sólo que se podía ser un profesional de los videojuegos y vivir de ello, sino incluso llegar a ser millonario.

América Latina llega a la revolución de los eSports más tarde, cuando ya había mucho camino recorrido. Por el momento los mejores equipos y jugadores siguen repartidos entre Asia, Estados Unidos y Europa. Pero poco a poco se van logrando cosas, por ejemplo colarse en el libro de los Récord Guinness de los videojuegos. El tiempo dirá.

Comentarios

Sobre El Autor

Redacción

En esta cuenta se asignan notas que están en archivo, de usuarios eliminados o no asignados, opiniones de lectores, comunicados de prensa, etc. Si alguna nota debería estar en otra sección, se debe retirar/eliminar o debe ser revisada, favor usar el formulario de contacto.