Los rumores apuntan a que Microsoft rechazó “varios compradores potenciales” para Lionhead Studios antes de que fuera cerrado el mes pasado. Según podemos leer desde Kotaku UK, múltiples fuentes afirmaron que “algunos de los más grandes nombres en la publicación de videojuegos” quisieron adquirir el estudio.

Según una de las fuentes, la complicación sucedió cuando se trató de las IP, ya que Microsoft no pudo vender los derechos de la serie de Fable junto con el desarrollador: “90% de la gente interesada se salía en ese punto.”

Fable-Legends

Sin la licencia de Fable, si Lionhead produjera otro nuevo juego de Fable requeriría que el nuevo editor logrará un acuerdo de licencia con Microsoft. Los deseos de Microsoft de mantener la IP de Fable podría significar que la compañía quería un nuevo juego en la franquicia aunque fuera por otro estudio.

Comentarios

comentarios