Asus organiza anualmente Absolute Zero, donde se invita a los overclockers más avanzados del mundo para poner en práctica sus últimos experimentos y lograr nuevos hitos difícilmente imaginables. Ahora, vemos un nuevo récord de overclock extremo con un procesador Intel Core i7-7700K con el que se ha alcanzado una frecuencia de reloj de 7,3 GHz.

Así lo logró der8auer mediante técnicas de refrigeración extremas, con elementos como el helio líquido al lograr una temperatura de -269° y que ha permitido al procesador de Intel llegar a dicha frecuencia.

Comentarios