Según el CFO de Netflix, David Wells, la compañía no se arrepiente de haber invertido en contenido nuevo. The Hollywood Reporter reporta que Wells afirmó a Wall Street que al menos $6000 millones de dólares fueron invertidos en contenido, junto con los $4.8 mil millones que ya habían gastado a principios de año.

Wells cree que el dinero invertido en contenido nuevo y original, en series como Stranger Things y House of Cards, ayudó a Netflix a conseguir más de 104 millones de suscriptores a nivel mundial. Sin embargo, el ejecutivo resaltó que la empresa podría entrar a una restricción de presupuesto:

“Podríamos estar en el punto en que podríamos empezar a ver una disminución en el presupuesto. Esto tiene beneficios en términos de disciplina en la línea de contenidos”.

Wells enfatizó que la compañía siempre ha sido muy organizada al invertir, y se han “alejado de muchas cosas”. A pesar de que Netflix está buscado mejorar la experiencia en smartphones, Wells confirmó que siguen enfocados en la interfaz de TV.

Comentarios

comentarios