Las mentiras no son buenas, en especial si eres una empresas y lanzas información falsa. Eso ocurrió con Nvidia, quien se verá obligada a pagar $30 por cada GPU vendida de la serie Nvidia GeForce GTX 970. Esto ocurre ya que en enero de 2015 se descubrió que el modelo con 4GB de RAM no tenía esa cantidad, sino más bien 3,5GB y un chip de memoria adicional de 512MB.

Esto hizo que los usuarios que compraron la GPU demandaran a la compañía por sus prácticas comerciales engañosas y publicidad falsa; algo que es ilegal en California por obvias razones. Claramente, Nvidia ha preferido llegar a un acuerdo y compensar a los usuarios que compraron el modelo dándoles $30 a cada uno. No se sabe cuántos reclamaron esto en cuestión.

Además Nvidia deberá cubrir los gastos del abogado demandante, lo que son 1,3 millones de dólares adicionales. Les salió mal la jugada.

gtx 970 nvidia

Fuente: DSO Gaming

Comentarios