Puede suceder que, muchas veces, el anime es convencionalmente entendido como un mero entretenimiento para “nerds”, “frikis”, o gente rara que no madura. Lo que sucede con esas opiniones y con aquellos que proliferan dichas palabras es que, muy posiblemente, no se han tomado el tiempo para disfrutar de dicho entretenimiento. Así ver cómo esto no es una mera pérdida de tiempo, sino que también puede haber animes que tengan como público meta a los niños, también pueden haber de estos cuyo contenido puede ser para personas más maduras, tanto por sus tramas como su trasfondo y las reflexiones que estos pueden impulsar.

Para continuar con la introducción: la filosofía como rama del conocimiento humano tiene como tarea hacer reflexión, análisis y crítica de aquello que se presente ante las ideas de los humanos, el anime no escapa de esto. De muchos animes pueden surgir grandes reflexiones y debates de temas que pueden rondar al ser humano y su capacidad de usar su λóγος (logos) para atender estos temas. La filosofía siempre tendrá algo que decir ante todo aquello que aparezca.

la-escuela-de-atenas

Mi intención con esta breve introducción sobre la relación que puede tener el anime con la filosofía es invitar a aquellos que disfrutan de este medio de entretenimiento a ver anime con otra perspectiva, buscando un problema existencial en él o analizar como la moral y la ética (esto por decir unos ejemplos) pueden verse confrontadas ante ciertas disputas que pueden presentar determinas series. En este caso, se presentará una breve reflexión que me causó Tokyo Ghoul y el problema que puede contener el concepto de ser humano.

Pese a que Tokyo Ghoul es un manga/anime de gran popularidad, puede ser que alguno de los desocupados lectores de Revista Yume todavía no haya visto o leído esta obra, así que primero haré una breve introducción sobre ella recopilando los contenidos necesarios para reflexionar tomando como partida este manga/anime.

Tokyo Ghoul es un anime que presenta al mundo humano tal y como lo conocemos, eso sí, con una peculiaridad bastante llamativa: hay otros seres racionales aparte de los seres humanos que son llamados los ghoul. Éstos tienen características bastante distinguidas, la principal es su alimentación ya que tienen que comer carne humana o carne Ghoul para nutrirse; también tienen una fuerza superior a la de cualquier ser humano corriente, su cuerpo no puede ser traspasado fácilmente, su sentido del olfato también es muy avanzado, y tienen una capacidad regenerativa mucho más rápida que la humana. Y para terminar de hacerlos ver como seres extraños, estos poseen una peculiaridad corporal llamada Kagune, que puede servir como arma para los Ghoul.

kaneki-ken-full-1793351

Una vez ya introducida la trama del manga/anime, nos planteamos la siguiente cuestión: ¿cuál es la línea divisora entre Ghouls y humanos? Otra cuestión que puede surgir es: ¿un Ghoul no puede ser un humano? Vemos que Kaneki nos permite plantear estas cuestiones por su pasado “humano”, si es que en algún momento dejó de serlo. El concepto de ser humano en esta grandiosa obra se ve bastante cuestionado debido a que, un habitus alimenticio distinto, un órgano extra y ojos de otro color a los habituales ya hacen que el Ghoul deje de ser humano.

Vemos en la obra que Kaneki y los otros Ghoul no son muy distintos a lo que puede ser cualquier humano “normal”: tienen familia, se recrean en comunidad, se visten y duermen, pero, sobre todo, necesitan comer. Esta última acción es la que realmente me llama la atención, pues ellos (los Ghoul) como parte del reino biológico, también necesitan comer. Así como los humanos se alimentan de otras especies del reino biológico, también los Ghoul necesitan hacerlo, y por su manera tan exótica de alimentarse son deshumanizados, posiblemente hasta de manera injusta.

Vemos que también los Ghoul tienen sentimientos, Kaneki y Hide son mejores amigos, Hinami sufre una fuerte tristeza con la muerte de sus padres y Tsukiyama tiene una atracción bastante peculiar por Kaneki. Entonces, ¿hasta qué punto los Ghoul dejan de ser humanos? Si fuesen seres reales, serían más nuestro parentesco con ellos que las diferencias.

who-am-i-kaneki-ken-tokyo-ghoul-fan-art-9963

Esta breve reflexión provocada por Tokyo Ghoul nos permite preguntarnos qué es realmente un humano, o qué no es ser humano, y pensar en dónde se encuentra esa frontera de aquello que nos permite considerar como personas o monstruos no humanos a ciertos individuos.

Comentarios