La película que marcó el punto más alto de “Batman la serie animada” pues represento una de las mejores historias del hombre murciélago. Hoy la recordamos en esta reseña.

588512-batman-mascara-fantasma-critica-pelicula-animacion

“Batman la serie animada” no sólo marcó a toda una generación de niños (y adultos) que crecieron con las aventuras de este icónico personaje sino que sentó la bases del constructo imaginario que tenemos en la actualidad de Batman; el hombre alto, fuerte, con voz gruesa y un pasado tormentoso. La serie que comenzó en aquel lejano 1992, alcanzó rápidamente una aceptación por parte del público y sus niveles de popularidad no se hicieron esperar. Por ello, WB decidió aprovechar todo esto para sacar a luz un largometraje basado en la caricatura y es así cuando en 1993 llega a los cines “Batman: La Máscara del Fantasma”.

A pesar de ser un “fracaso” taquillero, la crítica especializada sólo tuvo comentarios positivos hacía esta película y no es para menos. Realmente, es una de las mejores obras que se han hecho sobre Batman, todo gracias al equipo creativo que se encontraba detrás de este proyecto. No se trata de un capitulo más (como se pretendía en un principio) sino que tenemos una historia que nos hace saber más sobre el pasado de Batman y al mismo tiempo uno de los mejores enfrentamientos con el Joker.

En la anterior reseña (que puedes leer aquí) hubo algunas personas que tristemente sufrieron spoilers al leerla, así que, para evitar futuras quejas, hablaré de manera muy general de lo que trata esta película si es que no la has visto.

La trama se divide en dos partes, una es una historia del pasado de Bruce Wayne, concretamente su vida amorosa (poco vista por cierto) y la otra nos transporta al presente y su vida como Batman, en este sentido y conforme avanza la película ambas historias llegaran a un punto en el que se conectan y eso ayuda a mantener la expectativa sobre lo que puede ocurrir.

Hablando de la parte del “presente”, Batman enfrenta muchos problemas en Ciudad Gótica, pero será la aparición de un misterioso sujeto enmascarado lo que le causará su mayor conflicto. Este personaje comenzará una serie de atentados contra antiguos miembros de una banda criminal lo que hará que Batman tenga que aplicar todos sus conocimientos de detective para llegar a la verdad (algo digno de aplaudir si recordamos que esa era una de sus principales características).

La trama y el suspenso que maneja esta película no tiene nada que envidiar a las grandes historias policíacas o de thriller que se recuerden, está a su altura y algunos casos logra superar. El hecho de que el pasado de Batman se conecte con su presente, un hecho trágico que lo marcó y la intromisión del Joker para acabar con el sujeto enmascarado hacen de esta cinta una de las mejores películas animadas que se recuerden.

Aún cuando el Joker tiene un papel secundario (si es que podemos llamarle así), su actuación es de suma importancia en la cinta, ya que nos ofrece una de sus versiones más locas y memorables, basta con decir que tiene la mejor secuencia de su risa que jamás se haya hecho.

No quisera contar más detalles por aquello de quien aun no la ha visto pero lo que si puedo decir es que “Batman: La Máscara del Fantasma” aborda una trama profunda, estética y con toques suspenso que nos hace sentir una verdadera historia clásica policíaca sin olvidar la esencia Batman. Oscura y trágica, pero siempre buscando que el bien triunfe.

¿Qué te pareció “Batman: La Mascara del Fantasma”? Déjame tus comentarios. En Twitter me puedes encontrar como @YasherJF. Si quieres que reseñe alguna película en especial o hablar de un tema en especifico, no dudes en comentarlo.

Comentarios