He jugado a Crash Bandicoot más veces de las que puedo contar en mi vida ya que es de esos juegos que nunca mueren. Cuando se anunció la remasterización de las primeras entregas bajo el recopilatorio Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, no esperé mucho para adquirirlo en PlayStation 4 y rejugarlo. Sin embargo, en esta generación en específico, prefiero jugar los multiplataformas en Xbox One y PC, por lo que el lanzamiento en la consola de Microsoft me emocionó bastante.

Claro, jugarlo en Nintendo Switch tiene sus ventajas ya que podrás llevarlo donde quieras, pero ya que estamos hablando únicamente de la versión en Xbox One, tengo que resaltar que es la mejor versión lanzada para consolas de sobremesa. Aunque para tí puede ser el mismo juego, la realidad es que en Xbox aprovecha las opciones gráficas en gran medida, por lo que si tienes Xbox One S o Xbox One X, notarás las mejoras en el rendimiento del juego, especialmente si lo jugas a 4K reales a 60FPS. En resumen, a nivel de rendimiento y pulido gráfico en consolas, Xbox One tiene la medalla de oro con Crash Bandicoot al hacerlo lucir impresionante.

Vamos desde el inicio: ¿Quién es Crash Bandicoot? Crash es un simpático marsupial que llegó en los 90’s para competir como otra de las mascotas de la época, haciéndole una gran competencia a Sonic the Hedgehog de SEGA y a Mario de Nintendo. Las tres primeras entregas fueron de los mejores plataformeros de su época y llegaron en exclusiva para PlayStation One, a pesar de que el personaje como tal nunca fue exclusivo de Sony, para luego ser adquirido por Activision antes de que Naughty Dog se uniera a SCEA en esa época. En realidad, si eres un chico de los 90’s como yo, recordarás muy bien tu infancia jugando a Crash Bandicoot, y espero que recuerdes lo que fue vivir su evolución juego tras juego y, finalmente, lamentar su caída al pasar por futuras generaciones de consolas.

Ya que muchos quizá no conozcan lo que fue Crash Bandicoot N. Sane Trilogy al no adquirirlo durante su lanzamiento el año pasado en PlayStation 4, hablaré del juego como si fuera novedad, así les será más sencillo entender cómo es este producto. El juego nos permite directamente acceder desde la pantalla inicial a la versión de Crash Bandicoot que nos interese; a esto me refiero a que si queremos jugar al Crash Bandicoot 3 de primero, e ignorar los otros dos, podemos hacerlo. El juego incluye el tráiler de Spyro Reignited Trilogy a modo de guiño al Konami Code (arriba, arriba, abajo, abajo, izquierda, derecha, izquierda, derecha, círculo, cuadrado) que encontrábamos en el menú inicial de Crash Bandicoot 3 que nos permitía jugar a un demo de Spyro the Dragon.

Por otro lado, se incluyeron dos niveles inéditos no lanzados en los juegos originales ni durante el año pasado en PlayStation 4; uno está disponible en el primer Crash Bandicoot y otro en el tercero, además de permitirnos jugarlos desde el inicio (pasando primero el tutorial o las cinemáticas según corresponda claro), sin tener que avanzar en el juego hasta cierto punto. Esto último me deja un par de dudas, pero es más algo a nivel personal, ya que siento que se pudieron integrar directamente al juego en alguno de los niveles conforme avanzamos, o bien ser un contenido disponible hasta que terminemos todo el juego. Pero ya que están disponibles desde el inicio, no está nada mal probarlos de una vez.

En sí, la jugabilidad de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy es la misma que vimos en los 90’s, respetando cada uno de los detalles de los juegos originales. La única crítica que se le puede hacer a la jugabilidad son los hitboxes que no funcionan como en el original y los bordes de los acantilados, ya que ahora es más sencillo caer en ellos debido al proceso de diseño que tuvieron. Esto último fue confirmado por Vicarious Vision y tampoco podemos esperar que todo funcione 100% igual como en aquellas épocas, donde los polígonos eran la tendencia. Fuera de eso, el juego conserva sus mecánicas intactas, con el peculiar giro de Crash, sus saltos normales y dobles, los bailes al finalizar el nivel, y hasta los niveles de bonus tienen hasta los mismos trucos para vencerlos. Como plataformero, siempre fue un título increíble, en el cual la destreza de nuestros dedos era importante, además de la velocidad para pasar por ciertas plataformas o brincar sobre las cajas para superar un obstáculo.

Recuerda además intentar conseguir todas las cajas, te llevarás un buen premio si lo haces y sé que muchos de ustedes exprimen los juegos hasta la última gota.

A nivel gráfico, luce impresionante. En realidad, jugarlo en Xbox One S y en Xbox One X despliega toda la potencia gráfica de estos remakes al lograr un rendimiento increíble de 1080p/60FPS o bien 4K/60FPS si disponemos de una pantalla o monitor con esa resolución. Otro aspecto muy bien trabajado es el diseño de personajes; aunque ya los conocíamos, la realidad es que el lavado de cara le sentó muy bien tanto a héroes como villanos. Los modelados están muy bien detallados cuidando las texturas e iluminación, además de contar con animaciones muy fluidas. Mi única crítica siguen siendo algunas animaciones de Crash Bandicoot, ya que lucen algo forzadas o poco naturales… Y sí, puede que sea un marsupial que usa jeans, tennis, guantes y camine en dos patas; pero las animaciones se ven un poco fuera de lugar, y esto ocurre principalmente con Crash y Coco Bandicoot, no tanto con el resto de villanos o amigos.

De los escenarios ni te hablo, simplemente quedé babeando cuando ví todo lo que hicieron con esos fondos, con las texturas de las plantas, agua, enemigos, fuego, etc. Es perfecto, amo cada detalle que le dieron.

¿Y qué te puedo decir del apartado sonoro? Simplemente exquisito. Ya me encantaba la banda sonora de los juegos originales, pero la realidad es que la banda sonora remasterizada le sentó demasiado bien, respetando siempre el score original claro. Amo demasiado que cada nivel esté correctamente ambientado con sus sonidos de la jungla o submarinos, dónde sea que estemos; me encantan los efectos de sonido cuando andamos en moto acuática o bien sobre aviones; pero aún más genial es escuchar esa música tan representativa del personaje. En este aspecto, el juego es todo un deleite para los retro gamers.

A nivel de contenido, el juego incluye todo lo que traían los originales, aunque esto de meterlo todo en un único disco es lo que lo hace aún más atractivo. Tenemos tres grandes títulos, a un excelente precio en un sólo disco que bastará con meter en nuestra Xbox One y jugar todo lo que queramos. En caso de que lo compres digital, no hay parche de Día Uno, y deberás tener disponibles un poco más de 18GB de espacio en la consola o en tu disco externo de almacenamiento. La optimización del juego también es increíble, como te mencionaba, corre muy fluido y con buena cantidad de frames, además de desplegar toda la potencia gráfica de Xbox One.

Quiero cerrar la reseña diciendo que si la trilogía remasterizada de Spyro Reignited Trilogy llega con esta misma calidad, vamos a tener otra joya en nuestras manos. Claro, una joya del pasado transportada al futuro con todas las ventajas de la actualidad, y sin los problemas que vivimos en el pasado. Sí, les hablo a ustedes cables que se enredan y pueden causar un accidente con nuestra consola.

El trabajo de Activision y Vicarious Vision con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy es de admirar, así que no me queda más que pedirles que después de esta reseña sepan que muchos de nosotros también esperamos un remake de Crash Team Racing. ¡Por favor, lo necesitamos para vivir!


Comentarios finales

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy sigue siendo espectacular en la plataforma que sea. El trabajo de Vicarious Vision va a ser de admirar por mucho más tiempo, ya que la forma en que revivieron un clásico como lo es Crash Bandicoot tuvo una calidad excepcional.

Entre más lo juego, más feliz me siento de saber que, primero, Crash Bandicoot está de regreso y nunca murió; segundo, aún guardo esperanza del remake de Crash Team Racing; tercero, posiblemente vamos a ver más entregas de Crash Bandicoot con la calidad de la trilogía original; y cuarto, puedo recordar un pedacito de mi infancia que me hacía realmente feliz.

Jugarlo en Xbox One X es la mejor opción para los consoleros, ya que el juego corre no sólo a 4K reales, sino también a 60FPS fluidos y sin caídas. A nivel de contenido incluso, el mismo disco del juego ya incluye los dos niveles adicionales, los cuales son un excelente incentivo para nuevos jugadores y no requiere descarga adicional. Me parece que la decisión de Activision al hacer a Crash Bandicoot multiplataforma ha sido la mejor, muchos gamers podrán recordar su infancia en la plataforma que estén y de paso más jugadores ajenos a la nostalgia que sentimos podrán vivir lo que era un juego de la calidad de los 90’s, pero traído a la época actual.

Review realizado gracias a una copia del juego facilitada por Activision.

Comentarios

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy

$39.99
9.6

Historia

9.5/10

Gráficos

10.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Contenido

10.0/10

Rendimiento

9.5/10

Lo bueno

  • Impresionante adaptación a Xbox One, con todo y las mejoras gráficas y de rendimiento
  • Dos nuevos niveles inéditos incluídos en el disco
  • La banda sonora es realmente pegajosa, aún más luego de ser remasterizada
  • Sigue teniendo ese encanto de los 90's
  • El remake es calidad pura, cuidando cada mínimo detalle de los originales

Lo malo

  • Aún hay temas de los hit boxes y bordes de los acantilados que pueden molestar a los más puristas
  • Ciertas animaciones de Crash y Coco Bandicoot no lucen bien