Un hermoso mundo abierto por explorar.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles fue un juego que captó mi atención desde que supe que iba a llegar en Nintendo Switch, por lo que me esperé un poco para jugarlo ya que, a modo personal, este tipo de juegos no hay nada mejor que pobarlos en modo portátil.

La historia de Yonder de hecho me recordó mucho a The Legend of Zelda: Breath of the Wild, donde el gameplay es mucho más importante que la historia en sí, por lo que este desarrollo narrativo no es tan fuerte como otros títulos del mismo corte. Aún así, el juego también tiene muchas mecánicas que hemos podido ver en títulos como Animal Crossing, donde tendremos muchas misiones y tareas por realizar mientras exploramos y disfrutamos de la experiencia. Lo mejor del caso, es que esas tareas y misiones se combinan con un hermoso mundo abierto, el cual nos dará largas horas de diversión.

La historia sigue a un personaje (sin nombre, ya que nosotros mismos lo creamos) que se despierta en la isla de Gemea tras naufragar. El protector de Gemea nos pide repeler un aura morada (conocida como “Murk”) que ha estado atacando a sus habitantes y privándoles de vivir en paz. Nuestra misión es básicamente localizar los Sprites místicos dispersos en la isla, conocer más de nosotros y de la isla. Todo hasta aquí suena bonito, pero la realidad es que su desarrollo no es tan bueno a como lo es la exploración, donde tendremos impresionantes escenarios por recorrer, con un diseño impresionante para un título indie.

Me encantó el hecho de que el tiempo pasa en el juego, al igual que las estaciones y los climas, por lo que el mundo del juego no es estático y está lleno de efectos de iluminación muy bien trabajados y climas bastante realistas. A esto le sumo la música de ambiente, la cual combina a la perfección con esos cambios. Además, disfruté mucho el modo fotografía del juego ya que hay escenas o situaciones que sin duda merecen ser captadas desde otro ángulo.

Claro, que el mundo de Gemea se vea grande no indica que lo sea. Recordemos que este título es un indie a fin de cuentas, pero para su precio y contenido, la extensión del mapa es perfecta. Además, es importante recordar que podremos recorrer el mapa a como queramos, libremente sin preocupaciones.

Aunque el juego nos da mucha libertad, se basa en misiones y tareas, por lo que debemos estar siempre pendientes al mapa y a nuestra brújula para saber bien dónde debemos ir. Difícilmente nos vamos a perder. Lastimosamente, las misiones no aportan mucho a la historia o al gameplay, más que todo están construidas para avanzar en el mundo del juego, ni tampoco debemos pensar que hay grandes enemigos por derrotar, ya que es un juego muy pacífico únicamente. No busques aventura en él, es más que todo un juego para relajarse.

Como te mencionaba, lo que hace único a Yonder es su mundo abierto, el cual incluye mecánicas de simuladores de vida como Animal Crossing, pero además elementos de sandbox como lo es Minecraft. Tendremos demasiado por hacer en el juego, y quienes amen las tareas de cultivar, recolectar u ordeñar sin duda se sentirán satisfechos con el mismo. De hecho, en el juego conseguiremos muchas granjas, con las cuales podremos plantar semillas, realizar construcciones, criar animales, y mucho más. Las mecánicas del juego son simples de comprender y dominar, por lo que si eres amante de los simuladores en este juego tendrás mucho por hacer aún después de completar la historia principal.

Entrando en detalles más técnicos, el juego corre a 720p en modo portátil y en modo TV llega hasta los 1080p, además de implementar un efecto anti-aliasing para los polígonos. Lastimosamente, gracias a ese efecto en modo portátil el juego parece tener mejor resolución debido al desenfoque provocado. A nivel de frames, el juego se mantiene desbloqueado, corriendo normalmente a 60FPS, pero hay momentos en que vemos tantos elementos en pantalla que los frames se siente que caen hasta por debajo de los 30FPS, provocando algunas ralentizaciones. Por otro lado, el modelado de los polígonos de los personajes no es bueno, de hecho puede llegar a molestar en una época donde el diseño de personajes en 3D ha evolucionado bastante.

Finalmente, el apartado sonoro es hermoso, contando con piezas interpretadas en piano y que al jugar nos dan un sentimiento de tranquilidad. Las voces no son las mejores, ya que son únicamente murmullos, pero la música si tiene mi voto positivo al hacer mucho mejor mi experiencia.


Comentarios finales

A pesar de sus problemas de rendimiento y el modelado de los personajes, me parece que Yonder: The Cloud Catcher Chronicles cumple como un gran indie para Nintendo Switch. El juego tiene su personalidad y carisma, por lo que fácilmente encantará a quienes gusten de los simuladores de vida y los puzzles.

Recuerda que el juego no se trata de un AAA, pero con el presupuesto que tenía el estudio hicieron un gran trabajo al presentarnos un mundo realmente hermoso, lleno de vida, y con muchas cosas por realizar. Definitivamente al terminar la historia no debes pensar que el juego se ha acabado, ya que puedes seguir trabajando en tu personaje y en las tareas que podrás realizar día a día.

Review realizado gracias a una copia del juego facilitada por Prideful Sloth.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles

$39,99
8.6

Historia

7.5/10

Gráficos

9.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración

8.0/10

Sonido

9.5/10

Lo bueno

  • Hermosos escenarios
  • Tiempo y climas
  • Efectos de sonido y música
  • Contenido y rejugabilidad
  • Gran trabajo artístico

Lo malo

  • El nivel de desafío es bajo
  • Puede que llegues buscando grandes aventuras, pero es un juego relajado
  • Problemas de rendimiento en algunas zonas
  • Su historia no engancha
  • El modelado de personajes no es bueno

Sobre El Autor

Redacción

En esta cuenta se asignan notas que están en archivo, de usuarios eliminados o no asignados, opiniones de lectores, comunicados de prensa, etc. Si alguna nota debería estar en otra sección, se debe retirar/eliminar o debe ser revisada, favor usar el formulario de contacto.

Artículos Relacionados