Sony y PlayStation están en una controversia enorme por el tema del cross-play en Fortnite, especialmente porque Sony ha estado bloqueando el acceso de las cuentas de Epic Games vinculadas a PlayStation 4 en Nintendo Switch.

Los jugadores y medios se dieron cuenta de esto; sin embargo, Sony decidió callar hasta que tanta mala publicidad los hizo emitir un comunicado sobre el tema:

“Siempre estamos abiertos a escuchar a la comunidad de PlayStation y a conocer sus intereses para mejorar su experiencia de juego. Con más de 80 millones de usuarios activos mensuales en PlayStation Network, hemos creado una gran comunidad de jugadores que pueden jugar juntos en Fortnite y todos los títulos en línea”.

A pesar de que rompieron el silencio, la compañía no dejó en claro si a futuro harán algo para satisfacer a sus jugadores con respecto al cross-play, del cual llevan tiempo negándose a colaborar con Xbox One y Nintendo Switch:

“También ofrecemos el soporte de cross-play para Fortnite con PC y smartphones, ampliando la oportunidad para que los fanáticos de Fortnite en PlayStation 4 puedan jugar con incluso más jugadores en otras plataformas. No tenemos nada más que agregar”.

Sony continuará en su postura de bloquear el progreso de la comunidad unificada a pesar de las críticas. El año pasado la compañía también estuvo en medio de la controversia por negarse a participar en el cross-play de Minecraft y Rocket League, y desde entonces no han tenido argumento alguno para acceder.

Fortnite: Battle Royale está disponible actualmente para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One, PC y iOS.

Fuente: Polygon