Fue un 23 de junio cuando se lanzó al mercado Super Mario 64 en Japón. Uno de los títulos de Mario de más calidad y mejor recordados por todos.

A Occidente llegó hasta un poco después pero en su tiempo, era toda una revolución. Recuerdo jugarlo con mis amigos y turnarnos los niveles para que todos pudiéramos disfrutar de tan increíble juego. ¿Lo mejor? Su ambiente en 3D y esos graficazos para la fecha.

Los accesos a los niveles eran desde el castillo de la princesa, que también era un pequeño nivel por sí solo. Mario disponía de tres gorras especiales que le ayudaban en su aventura: la gorra con alas le permite volar, otra lo convierte en “metal Mario” y finalmente, la Vanish Cap le permite atravesar paredes.