Claro que sí, campeón. Recomiendo estudiar el tema antes de querer prohibir algo.

La cacería de brujas como le llamamos los jóvenes de los 90’s a aquella quema que hicieron nuestros padres por culpa de la desinformación sobre videojuegos u otros hobbies como lo fueron las cartas o Pokémon, ha sido algo de lo que siempre se ha hablado e incluso el tema se mantiene hasta nuestros días. ¿Son o no los videojuegos fuente de violencia?

Para el diputado Gonzalo Ramírez, del Partido Renovación Costarricense, así es. El diputado considera que hay una relación estrecha entre la violencia y los videojuegos, por lo que impulsa un proyecto de ley en el Congreso con el propósito de prohibir la venta y uso de videojuegos bélicos a menores de 18 años.

“Buscamos dejar expreso a los padres de familia cuál es la consecuencia de que los niños jueguen con videojuegos bélicos.”comentó el diputado Ramírez al medio La Prensa Libre.

Según afirma en su proyecto, el uso de videojuegos bélicos altera la conducta de los niños y esto lo reflejan en una falta de concentración en sus actividades personales y académicas, así como el abandono de tareas y responsabilidades familiares. (Blah Blah…) Y bueno, en sí el texto menciona que esto genera “empoderamientos” (ojo la palabrilla dominguera) negativos e instaura conductas de agresividad y poder.

El proyecto establece que la venta de videojuegos de esta categoría, osea bélicos, sea permitido solo a mayores de edad y que se coloquen las típicas etiquetas de que “son malos para la salud”. Sin embargo, creo que el diputado está ignorando el hecho de que muchos juegos se compran de manera digital, eso o se le olvidó que existe el internet y la tecnología. Comenta el medio La Prensa Libre que el legislador espera que los medios publiquemos una lista de títulos que no deberían ser jugados por menores de edad y los riesgos que estos proponen.

Entendemos perfectamente que existen títulos cuyo único fin es promover el odio y la violencia, por el odio y la violencia misma. Tal es el caso de Hatred, juego que varios sitios de venta de videojuegos han decidido no vender por sí mismos. Es cierto, eso sí, que títulos de venta más general como Mortal Kombat con sus Fatalities y exceso de gore  o GTA V por el uso de drogas y la prostitución no son recomendables para todo público, especialmente para los más pequeños de la casa; en realidad coincidimos en ese punto respecto a la responsabilidad como padres para supervisar qué están jugando nuestros hijos.

Pero a como lo pinta este hombre, todos los juegos son malos (¡cacería de brujas!), cuando la realidad es otra. Los videojuegos son mejores de lo que pensamos, incluso el Instituto Mahatma Gandhi abrió hace un tiempo un concurso para diseñar un juego que ayudara a resolver conflictos mundiales. O qué tal si hablamos de los beneficios que los videojuegos traen a la educación; ¿qué tal si hablamos de que muchos estudios ticos están ingresando al terreno mundial de los videojuegos? Los videojuegos incluso podrían ayudarnos a impulsar la economía y ayudar al PIB del país; pero por lo que veo solo hablamos de lo malo.

cs_go_4__1

“Hicimos un estudio de derecho comparado con las legislaciones que tienen otros países, entonces hay límites a nivel internacional que definen qué es bélico y qué edades pueden consumir”, y de seguro su proyecto es un copy-paste de alguno de otro país de Latinoamérica, como aquí son expertos en hacerle copy-paste a otros proyectos de Ley.

Creo que si nos ponemos a pensarlo correctamente, mejor PROHÍBAN COMBATE y las Narconovelas antes de desgastarse en estas discusiones vacías de los videojuegos, discusiones tan viejas como los videojuegos mismos. Combate y las Narconovelas le hacen más daño a la juventud y a los niños que un simple videojuego donde lo peor que pueden hacer es insultarse en línea frente a una computadora. En el peor de los casos, porque de ahí no pasan. Especialmente viendo que los café internet se han ido convirtiendo más y más en centros de juegos donde llegan a jugar Dota 2 con sus amigos o el popular League of Legends.

Incluso amigos, hay mucho potencial en los eSports. Equipos profesionales y amateur de Counter Strike: Global Offensive que quieren llegar a hacer algo por el país y Latinoamérica. Y lo pongo en CSGO para entrar en lo mismo de “juegos bélicos”.

¿Debemos ser responsables de qué juegan nuestros hijos? Así es. Pero no por eso debemos violentar el derecho y la libertad que tenemos como consumidores, ya este cuento es viejo de todas formas. Aunque como escuché en un vídeo que compartimos hace poco: “Más Crash Bandicoot y menos Call of Duty”.

Otro artículo de interés: Científicos explican los efectos positivos que los videojuegos tienen en nuestro cerebro

Consultar proyecto de Ley #19613

Fuente: La Prensa Libre