Se escapó a la edad de 14 años para jugar.

En 2005, una chica de 14 años llamada Xiao Yun se escapó de su casa en Zhejiang tras una discusión con sus padres. A pesar de las denuncias de sus padres, Yun nunca fue encontrada, y tras varios años de búsqueda se le dio por muerta. Sin embargo, resulta que la chica estaba viva e iba de cibercafé en cibercafé todo este tiempo para matar el vicio con los videojuegos.

La joven se dedicó durante 10 años a jugar en varios cibercafés, trabajó de cajera a tiempo parcial para poder pagar lo que era comida y el tiempo de uso que dedicaba. Al menos esto hasta el pasado 20 de Noviembre cuando fue encontrada y en uno de los controles rutinarios de la policía se dieron cuenta que los papeles de la chica eran falsos y tampoco le creyeron la excusa de que sus abuelos la llevaron ahí.

--FILE--Young Chinese netizens surf on the Internet at an Internet cafe in Dongguan city, south Chinas Guangdong province, 1 January 2013. Chinas population of internet users has grown to 591 million, driven by a 20 per cent rise over the past year in the number of people who surf the web from smartphones and other wireless devices, an industry group reported on Wednesday (17 July 2013). The end-of-June figures from the China Internet Network Information Centre represent a 10 per cent rise in total internet use over a year earlier. The number of wireless users rose to 464 million. The rise of web use has driven the growth of new Chinese industries from online shopping and microblogs to online video. The latest growth raised the percentage of Chinas population that uses the internet to 44 per cent, according to CNNIC.

La chica era gran fan de CrossFire, y ya ha pasado diez años jugando a este título, y durmiendo en los cibercafés que abren a toda hora. Incluso durmió en los baños de estos cuando cerraban. La madre de chica reconoce que “tengo una personalidad tozuda y poca paciencia, así que solía regañarla. Pero han pasado 10 años y ella es una adulta ahora. Nunca más le reñiré”.

La chica ha sido trasladada a su casa por la policía, que además de ponerle una multa por 1.000 yuanes (cerca de 150€) por resistirse al arresto. ¿Quieren hacerse una idea de cómo son estos cibercafés? El medio Bloomberg describe a detalle estos lugares en una nota del pasado año 2013 que podrán leer en este enlace y describe que estos se han convertido en improvisados albergues que incluso tienen dichas y lavandería para los que no pueden pagarse un apartamento o quieren pasar varios días jugando sin tener que ir a casa.

Comentarios