El ex-investigador del Instituto de Tecnología de Kyushu, Koichi Uchimura, lanzó una campaña de financiación para su proyecto Ita-Supo, la primera almohada que fuera responsiva a caricias. Esta campaña al parecer fue todo un éxito y los personajes Rina Makuraba y su hermana mayor Yuka, por fin cuentan con un sensor para responder al “amor”.

Los sensores están ubicados en las zonas erógenas, las cuales dan lugar a una respuesta pregrabada dependiendo de la fuerza de la caricia. Las respuestas van desde “Ay, eso duele”, hasta un “Si sigues así me enamoraré más de ti”, todo ésto con una app para smartphones que nos permitirá reforzar nuestra relación con nuestra waifu.

Desde el pasado 1° de abril, se encuentra a la venta este sensor que tiene un precio de 15 mil yenes por separado o junto a la almohada casi 20 mil yenes.

Comentarios

Sobre El Autor

Redacción

En esta cuenta se asignan notas que están en archivo, de usuarios eliminados o no asignados, opiniones de lectores, comunicados de prensa, etc. Si alguna nota debería estar en otra sección, se debe retirar/eliminar o debe ser revisada, favor usar el formulario de contacto.