Valve ha pasado por varias controversias debido a los juegos que permite que se publiquen en Steam, además del retiro de algunos de ellos. Esto se debe a que la compañía sintió que era necesario analizar la situación y tomó la decisión de permitir que los títulos controversiales se ofrezcan en su plataforma.

Gracias a una publicación en Steam, Valve explicó que sus miembros no deben ser los que decidan el contenido al que pueden acceder o el tipo de juegos que los desarrolladores ofezcan. Su rol es entregar los sistemas y herramientas que permitan que consumidores y creativos tomen estas decisiones de forma que se sientan más cómodos, algo que los llevó a permitir todo, siempre y cuando no posea material irregular o pretenda trollear a los consumidores:

“¿Qué significa esto? Significa que la tienda de Steam contendrá algo que odiarás y que piensas que no debe existir. A menos que no tengas opiniones, es un hecho que eso pasará. Pero también verás algo en la tienda que crees que deba estar ahí y otras personas lo odiarían y querrán que no exista. También significa que los juegos que permitiremos en la tienda no serán un reflejo de los valores de Valve más allá de la creencia de que todos tienen el derecho de crear y consumir el contenido que quieran”; comentó Eric Johnson, líder de desarrollo de negocios de Valve

Valve no planea hacer cambios significativos a lo que llega en Steam hasta que todos sus filtros para usuarios funcionen de forma correcta, pero aclararon que seguirán pensando en qué otras medidas tomar sobre los productos que llegan a Steam y las herramientas que entregarán a desarrolladores y jugadores.

Comentarios