“The Dragón and The Wolf” el episodio 7×07 de Game of Thrones ya tiene casi una semana de haber sido emitido y con él se da por finalizada la 7ma temporada. Con el Jonerys en ciernes y una guerra iminente, parece que tendremos que esperarnos mucho tiempo más para ver al Rey de la Noche hacer de las suyas en tierras westerosis.

Sin embargo la serie más popular del momento sigue siendo noticia, y gracias a HBO Latinoamérica tuvimos acceso a las entrevistas internacionales de varios miembros del casting de la serie, quienes nos comparten sus experiencias en la filmación de esta última entrega.

Isaac Hempstead Wright, Bran Stark; Daniel Portman, Podrick “Pod” Payne ; Carice Van Houten, Melisandre; Rory McCann, Sandor “El Perro” Clegane; Aidan Gillen, Petyr “Littlefinger” Baelish; nos cuentan lo que es vivir Game of Thrones al otro lado de la pantalla.


Isaac Hempstead Wright (Bran Stark)

P: ¿Cómo Bran descubrió de quien Jon es realmente hijo?

 IHW: Solo entiende todo cuando Samwell Tarly llega a Winterfell y le dice: “Espera un minuto, hubo un casamiento secreto”. Entonces Bran vuelve en el tiempo e intenta entender el significado de eso, como si estuviera buscando en el diccionario. Enseguida piensa que es hora de contarle a Jon que es un heredero legítimo del trono, más legítimo que Daenerys. Pero no se siente cómodo con decírselo a Jon –creo que Bran reconoce que todas esas pequeñas discusiones entre Daenerys, Jon, Sansa y todos los demás son totalmente irrelevantes frente a la amenaza que destruirá a la civilización–. Entonces será interesante ver si Bran demora un poco en transmitir esa información.

Daniel Portman (Podrick Payne, ‘Pod’)

 P: ¿Cuál será el punto alto de Pod en esta temporada desde el punto de vista de los fans?

 DP: En un determinado momento, en uno de los últimos capítulos, hay un gran momento en el que todos se reúnen y espero que sea uno de los momentos favoritos de los fans de la serie. Desde mi punto de vista, significa que Pod y Tyrion se ven, y es exactamente como se esperaba. Solo hay un movimiento de cabeza, ¡pero que dice mucho! Su relación con Brienne ha sido por necesidad, pero es él. Si debe hacer algo, lo va a hacer. Siempre me pareció que estaba preso a ella porque quería que Tyrion pensara que así podría ejecutar su misión.

P: ¿Entonces no involucra necesariamente una cuestión de deber o moral?

 DP: Al comienzo creo que fue el hecho de que ella solo lo despreciaba y él seguía probándose, creyendo que las cosas podrían cambiar. Ella puede haber tardado un poco más en cambiar, pero después que él la vio entrando en combate como hizo con el Perro, todo cambió.

P: ¿Cómo es su relación ahora?

 DP: Probó a sí mismo que es bueno algunas veces, así como con ella, y esa es la belleza de su relación. Los cambios fueron muy sutiles. Podemos incluso no verlo mucho, porque ella sigue fría con él y muy profesional, pero el público vio todo lo que sucedió entre los dos en particular, las charlas que tuvieron, los momentos en que construyeron su relación. Sin duda la cuestión del deber tiene una gran participación en eso. Aunque piense que él solo es un sujeto que piensa que está allí solo para ayudar. Su objetivo es ese: hacer con que las personas con propósitos reales puedan cumplirlos. Prácticamente él no tiene un propósito propio, pero es un héroe en su lógica porque no busca ninguna gloria y pondría el propio cuello en la guillotina.

 P: En esta temporada personajes separados desde hace mucho tiempo se reencuentran. ¿Cómo fue esa experiencia para el reparto?

DP: Estábamos en Sevilla y hubo la mayor reunión de personajes que ya vi. Me encontré con Jerome (Flynn), Peter (Dinklage) y gente que no veía hace años, como Rory (McCann) y otras personas. Antes solo me había cruzado con muchos y allí estaba todo mundo en el mismo hotel, entonces cenábamos juntos, tomábamos una cerveza. Fue una manera realmente genial de terminar esta temporada, encontrar a todas esas personas que no veía mucho y pasar algún tiempo con ellas. Cuando el público se dé cuenta que en esta temporada van a estar todos en el mismo lugar, ¡va a enloquecer! Tendremos a Jamie y Brienne de nuevo, Pod y Tyrion, Cersei y Tyrion, veremos al Perro. Todos esos personajes que las personas querían ver hace años estarán todos juntos allí.

Carice Van Houten (Melisandre)

 P: ¿Cuál es tu sentimiento ahora que se está terminando? ¿Empezaste a pensar en el pasado de la serie?

CVH: Un poco, sí. Comencé a pensar que es una pena que se va a terminar y que ya no voy a ver a muchas de esas personas. También estoy triste porque ya no voy a viajar a Belfast. Voy a tener que buscar un trabajo tan interesante como este, y eso va a ser muy difícil, porque papeles así no aparecen con frecuencia. Sucedieron cosas en mi vida que siempre voy a relacionar con determinados días de filmación. También me divertí mucho, incluso en días muy difíciles como el de la grabación dando a luz en la caverna. Liam hacía chistes mientras el equipo de prótesis estaba creando mi barriga de aire, lo que también era gracioso. Voy a sentir falta de eso. Pero aún tenemos una temporada más, entonces todavía no se terminó.

Rory McCann (Sandor “El Perro” Clegane)

 P: Hay muchos reencuentros en la serie este año. ¿A quién revé el Perro de los viejos tiempos?

 RM: Se reencontró con Brienne, después que ella lo “mató”. Pero creo que Sandor está de cierta forma en paz con ella. Entiende que Brienne hacía su trabajo así como él hacía el suyo y ellos chocaron. Fue genial trabajar con Gwendoline (Christie) de nuevo. Todo fue muy bueno. Había casi una sonrisa entre nosotros.

P: ¿Alguien más?

RM: Sí, este año me encontré con mi hermano, la Montaña, Gregor Clegane, interpretado por Hafpor (Júlíus Björnsson). Fue un comienzo. Ellos se cruzaron en una especie de gran conferencia de la ONU en el Pozo Dragón en King’s Landing. Eso fue genial porque aún en las escenas en que había grandes cuestiones políticas en juego, el Perro vio a su hermano y no le importó con lo que estaba sucediendo. Fue hasta él y le preguntó: “¿Te acuerdas de mí? Sí, te acuerdas”. Fue una charla rápida, pero sabemos que los fans van a decir “¡Lo sabía! Es eso: ¡el gran enfrentamiento de los Clegane va a comenzar!”

P: ¿Estás entusiasmado con esa perspectiva?

 RM: Sí, lo estoy. Es bueno que empiece un entrenamiento intensivo. Él no es mucho más alto que yo, pero si ataca, seguiré siendo un perro tipo Jack Russell y él será el Rottweiler.

 P: ¿Dónde filmaron este año?

 RM: Filmamos en Sevilla, y muchas de las escenas heladas se hicieron en Belfast, en una montaña de 300 metros, por encima de las nubes. Fue terrible, porque el tiempo era muy malo allá, pero teníamos un compromiso. En los intervalos de las filmaciones volvíamos a los tráileres y todos se cubrían con frazadas. Nos quedábamos encerramos allí jugando. En Belfast era muy loco porque no había tempestades de nieve, entonces era necesario usar unos ventiladores enormes, del tipo que se usa en la parte de atrás de un barco para cruzar un pantano. Teníamos por lo menos dos con unos tipos que iban adelante tirando nieve y no lograbas oír qué decía el actor que tenías a tu lado, entonces todos tenían que hacer lectura labial. También filmamos en Islandia –fue increíble, pero hubo algunos días increíblemente fríos, a veces era muy difícil–. No estoy protestando, fue fantástico hacer paseos en el hielo en esos súper Jeeps, Islandia es deslumbrante. Viví allí un año y me encanta ese lugar.

Aidan Gillen (Petyr “Littlefinger” Baelish)

 P: En esta temporada llegó la hora de que Littlefinger pague por lo que hizo. ¿Cómo te sientes con la proximidad del fin?

AG: Un personaje así sin duda tenía que llegar a ese punto, y era lo que el público esperaba. Habiendo dicho eso, cuando analizamos la historia toda vemos que él estuvo involucrado en la mayor parte del caos que se instaló en el mundo. Hasta en los hechos más específicos, como la traición a Ned Stark, o el asesinato de Lysa Arryn. Dontos (Hollard) era un personaje que le gustaba mucho a la gente, un aliado de Sansa y Littlefinger lo liquidó también. Hizo cosas muy detestables. Entonces la lógica convencional dice que ese sujeto tiene que pagar por eso. Pero esta serie no siempre sigue las convenciones, en realidad una de sus características es evitar completamente las convenciones. Pero Littlefinger no es idiota de pensar que eso iba a durar para siempre. Como le dijo a Robyn Arryn en la cuarta temporada, se muere gente todo el tiempo. Las personas se mueren en la mesa de la cocina, sentadas en el retrete. Lo importante es vivir la vida porque solo se está acá una vez. Tuvo una buena trayectoria, por eso creemos que cuando suceda el público se va a sorprender. No fue sorpresa para mí, pero creo que lo será para el público.

 

Comentarios