Aquaman: ¡Arthur Curry retorna para proclamar el trono!

DC Comics tiene héroes muy interesantes, sin embargo durante los últimos años todo a girado en torno a Superman y Batman principalmente. El director George Miller tuvo la idea de traer nuevos personajes a la gran pantalla con Justice League Mortal (2007), pero nunca llegó a ver la luz. Este truncado proyecto sumado al fracaso de Green Lantern (2011) puso al Estudio escéptico sobre arriesgarse con otro personajes.

La creación del DCEU con Zack Snyder a la cabeza, los cameos en Batman v Superman (2016), y la unión por fin de los héroes en el cine con Justice League (2017), mostraron a Wonder Woman, Flash y Aquaman como parte importante de este refrescamiento visual, y era solo cuestión de tiempo para que sus proyectos de películas individuales llegaran.

Wonder Woman (2017) fue la primera en dar el paso a lo grande, y Aquaman quería dar el salto también. Se contrató al director James Wan quien tenía un gran reto por delante al cambiar el cine de terror por el de héroes.

Aquaman (2018) será sin duda un viaje épico bajo el agua, donde nunca nadie antes había llegado aún. Se ha explorado el espacio con guerras fantásticas, mundos mágicos de batallas literarias con increíbles paisajes, pero y ¿Las profundidades del mar?

Cuando miramos el primer tráiler nos asombramos muchísimo de todo el potencial en efectos visuales que tendremos en esta película. Al observar, el tráiler extendido, definitivamente no podemos detener nuestras pulsaciones aceleradas del increíble efecto que nos provoca.

¡Arthur Curry está dispuesto a reclamar su Trono!

Cuando pensamos en Aquaman, nos viene a la mente el personaje de cabello corto rubio y traje naranja cabalgando sobre un caballito de mar de la serie animada Super Friends (1973), donde sus poderes son limitados únicamente a controlar a los animales marinos por medio de la telepatía.

Pero Aquaman es mucho más que eso, y los cómics son un basto mundo de cambios y evoluciones. El Rey de los Siete Mares tuvo un cambio brutal, que lo hizo ver más bravío e interesante.

La variación estuvo a cargo de Peter David, con su comic Aquaman: ¡Into The Abyss! (1994). David venía de concluir su serie sobre Las Crónicas de Atlantis, y se aventuró a mostrar esta imagen de Arthur Curry que fue muy aceptada.

Al fin El Rey de Atlantis tenía una imagen que infundía respeto. Pero tuvo consecuencias que lo convirtieron en un personaje muy solo y sombrío, perdió su mano, y a su hijo, ganándose el odio de Mera.

Aquaman no volvería a ser el mismo, y esta imagen ruda también sería incluida en la serie animada Justice League Unlimited (2004).

Snyder sabía muy bien que para traer a este personaje lo mejor era continuar cambiando la idea de la mayoría de los fans sobre su personalidad y su apariencia, y con muchas referencias anteriores eligió a un actor acostumbrado a ese tipo de papeles: Jason Momoa (Braven, Game of Thrones).

El 21 de diciembre Aquaman llegará a los cines, y lo hará no solo con su rostro de pocos amigos, sino también con su clásico traje naranja y verde de la mano de Wan que probablemente nos traerá una historia épica y un Momoa que esperamos verlo en una secuela muy pronto, porque una historia como esta debe de tener continuación.

DarkZamo