En un lugar recóndito de Costa Rica, había un niño que, desde tempranas edades comenzaba a mostrar su pasión por el dibujo, que tomaba montones de papeles y desplegaba trazos por montón, que empezaba a dar pequeñas muestras de lo que algún día se convertiría en un proyecto digno de orgullo nacional.

Se trata de Óscar Arguedas, quien con muchísimo esfuerzo y dedicación, ha sacado adelante sus cómics, en el que destacan trabajos como El Sabanero, publicado desde el año 1997.

Por este motivo, en Revista Yume hemos realizado una entrevista a Óscar, quien con muchísima gentileza, nos ha relatado su apasionante historia.

Óscar nos cuenta que su pasión por el dibujo comenzó desde antes de ir a la escuela y que además, las mejoras únicamente llegaron con la constante práctica durante los años.

“La pasión por el dibujo ya viene incorporado a uno, el entender el dibujo es la visualización interior y plasmarlo en papel, por alguna razón, uno se sienta a dibujar y sale lo que tienes detrás de los ojos, las imágenes se miran en el interior y salen a través de la mano, yo nunca estudié dibujo, nunca llevé ningún curso, ni nada por el estilo”.

Sin embargo, a pesar de su experiencia con el dibujo, no trajo grandes beneficios mientras estuvo en su formación académica básica, ya que, nos comenta que los profesores se lo llegaron a prohibir debido a que lo consideraban una pérdida de tiempo.

“Yo proseguí dibujando a manera de entretenimiento, y eso me causo infinidad de problemas mientras estuve en la escuela y en el colegio, por alguna razón interpretaban que estaba perdiendo mi tiempo educativo por dibujar y dibujar, se me prohibió hacerlo. Una vez fuera del colegio, a como pude hice con mis propias manos una mesa de dibujo, después del trabajo siempre me encerraba a dibujar y dibujar”.

Durante estos años Óscar comenzó a idear sus primeros cómics, con personajes como Uldox: El Vikingo o La Legión de Héroes, inspirado por un par de revistas Novaro y las clásicas tiras cómicas de los periódicos, posterior a esto, comenzó a desarrollar arte épico, que le permitió obtener su trabajo en United Brand en su división Costa Rica Polymer.

“Lo malo es que se trataba de dibujo técnico y jamás lo había investigado como para tener una noción, fue un choque frontal con el dibujo para flexografia, pero curiosamente lo entendí a la perfección con todas sus deformaciones de las imágenes, tanto así que empecé como dibujante razo y terminé como director de arte. Ese trabajo pulió completamente mi técnica de dibujo y me dio la disciplina que tanto se requiere en este arte del cómic, este fue el inicio del proceso”.

Viñeta tomada de cómic de Uldox: El Vikingo. Desarrollado por Arguedas Cómics.

Arguedas nos comentó también sobre el proceso creativo de un cómic, en el cuál destaca bastante su forma de elaborarlo, ya que se presenta una ausencia del medio digital

“Yo dibujo de manera artesanal, siempre utilizo las mismas herramientas del ayer, tinta china, lápiz, portaminas, paralela, estilográficas, escuadras, todo a la vieja usanza, siempre me gustó dibujar de esa forma y siempre me ha gustado ver los dibujos de esa manera, ya que encierran la verdadera esencia del arte”.

Sin embargo, el dibujo no lo es todo, pues para desarrollar un cómic se requiere conceptualizar una idea y desarrollarla. Óscar nos cuenta que, años más tarde, retomó el desarrollo de los cómics y comenzó a realizar los bocetos de algunos personajes ideados por él, llamados “Ticos Club” y buscó la forma de publicarlos en algún periódico nacional, sin embargo, nunca recibió atención de los medios.

Posterior a esto, probó retomando los relatos de Uldox: El Vinkingo, personaje que creó cuando era un niño y comenzó a promocionarlo, sin embargo, las críticas llovieron por doquier debido a su parecido con otros personajes famosos y fue así como dio por consecuencia el origen de “El Sabanero”.

Viñeta tomada de “Ticos Club”. Desarrollado por Arguedas Cómics.

Óscar nos cuenta:

“Mi primer contacto con la idea de El Sabanero es de niño, cuando mi abuelo me contó como había un personaje en las llanuras que perdía a las personas, ya que escuchaban sus chiflidos a lo lejos y estas por tratar de localizarlo los perdía, a aquel espanto le decían ‘El Sabanero’ o ‘El Espanto de la Sabana’. Los años pasaron y un amigo sabía que estaba tratando de desarrollar un personaje, mientras conversábamos le comenté sobre El Sabanero, al otro día me trajo un libro sobre historias de leyendas típicas de Costa Rica, en el venia el pequeño cuento de ‘El Espanto de la Llanura’, aquel que había escuchado hablar décadas atrás, lo leí y me encantó, pues era muy diferente a lo que conocía. Resulta que este Espanto no es un alma atormentada para asustar a los humanos, sino un Espanto para el ganado, ya que cuando en las noches se escucha en la llanura el chifilido de el espanto de la llanura los toros mugen de miedo, y esto me pareció diferente a todo lo que aquí conocemos. Gracias a ese texto conocí como es la vida de los sabaneros y sus fuertes códigos de valentía, honradez, amor al trabajo, dedicación, honestidad, fidelidad y tantas otras cualidades en ellos, es así como nace este personaje”.

Viñeta tomada de cómic de “El Sabanero”. Desarrollado por Arguedas Cómics.

Aunque desde entonces, los cómics de “El Sabanero” han sido los de mayor éxito, Óscar ha desarrollado muchísimos más, con conceptos bastante originales, que abarcan desde historias producto de sus sueños, como fue el caso de “Asesino Indeleble”, un cómic sumamente detectivesco que busca atar los cabos sueltos de un crimen, hasta relatos que están por llegar, basados en las montones de leyendas que enriquecen a culturas como la Maya, Inca o Azteca con el cómic de “Defensores precolombinos”.

Óscar nos cuenta que el desarrollo de cada una de sus historias se da por su pasión hacia la fantasía y el deseo por contar una historia.

“Me encanta inventar fantasías, ya sean de aventura, terror, ciencia ficción, detectivescas, tengo muchísimas ideas para desarrollar varios tipos de cómics. En los cómics de El Sabanero encontrarán aventura y terror, ya que he traído las leyendas típicas al mundo de el cómic desarrollando  nuevos aspectos a los seres sobrenaturales que tanto asustaron a la gente de ayer, en La Fantasía Gráfica encontrarán una historia detectivesca con elementos sobrenaturales con drama y suspenso. Para aquellos que les gusta dibujar y escribir historias verán como las ideas llegan a las personas de maneras que a veces no son como lo que se imaginan”.

Portadas de los cómics “Fantasía gráfica: Asesino Indeleble”. Desarrollado por Arguedas Cómics.

A pesar de esto, los cómics de “El Sabanero” siempre fueron los de mayor éxito e impacto en el medio nacional, sin embargo, esta transición no fue nada fácil para Óscar, pues en aquellos años resultaba muchísimo más difícil darse a conocer entre las personas y el conseguir un espacio en los medios de comunicación no era tarea fácil, así que ¿Cómo ideó una forma para alcanzar el reconocimiento de su obra?

Para conocer el desenlace de esta historia te invitamos a seguir pendiente de nuestro facebook y por supuesto, en nuestra sección de Geekticos, donde te mantendremos al tanto de la publicación de la parte #2 de la historia de Arguedas Cómics.