X-Men: Apocalypse ha sido un éxito en taquilla a pesar de no lograr superar a X-Men: Days of the Future Past en su primer fin de semana. Hoy, desde 20th Century Fox nos muestran cómo se grabó la escena de Quicksilver.

¿Recuerdan la escena cuando el personaje recorría la cocina del Pentágono con un efecto cámara lenta para representar la rapidez del personaje? Eso se repitió en esta nueva película pero se han superado de gran manera.

Su título es “The Extraction”, y los espectadores se han podido maravillar otra vez con las habilidades de Quicksilver. Eso sí, en X-Men: Apocalypse la escena se usa cuando el personaje salva a los residentes en la Mansión antes de que esta explote. Para la escena se utilizó una cámara con la tecnología Phantom, una especialista en capturar imágenes a cámara lenta. Esta cámara funciona a 3000 fotogramas por minuto, lo que permite congelar la imagen fácilmente según explicó Charles William Shults.

El equipo de producción además movió la cámara a una velocidad de 144 km/h para reflejar a la perfección la explosión de la escena, justo al mismo tiempo los dobles volaban por los cielos. La escena duró 20 días en grabarse.