Ubisoft y ASUS presentaron una colaboración para celebrar la llegada de Assassin’s Creed Origins con una GPU muy especial, totalmente personalizada con motivos inspirados en el juego.

Ésta se trata de una imponente ASUS ROG STRIX 1080 Ti totalmente customizada estéticamente, pintada en marrón oscuro que bien podría simbolizar la arena de los desiertos de Origins y una parte trasera con numerosos jeroglíficos propios del Antiguo Egipto.

Por ahora, no se tiene precio o fecha de lanzamiento oficial, aunque se espera que esté disponible a finales de este mismo año.