Wilson Fisk le ha quitado toda esperanza, pero él sabe que un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo. Karen Page llega a Nueva York enamorando a un hombre que no está dispuesto a dejarla ir.

Fisk sabe que la guerra se acerca. La mirada de Wilson no deja dudas y llama al experto en locos.

Autos, cigüeñas, campanas, todos los sonidos se mezclan y Matt despierta, trata de levantarse pero cariñosamente es dejado en su cama nuevamente mientras escucha que una mujer reza.

Ben Ulrich recibe una llamada, es el policía que incriminó a Matt, su hijo ha muerto y está dispuesto a revelar la verdad, pero es tarde, ya el policía está muerto, solo se escuchan jadeos e intentos por respirar. Ben Ulrich no puede olvidar esos sonidos y la espantosa muerte que tuvo ese policía, sabe que puede ser el próximo. No importa lo que suceda. Manolis pagó con su vida y si él es el que sigue, necesita que el mundo lo sepa. Escribe su artículo y da testimonio de lo que Manolis hizo.

Karen se encuentra con Foggy, le cuenta toda su travesía y cómo se involucró con un hombre que está tan loco que la mataría si se diera cuenta de que habló con alguien más. Foggy la abraza, Karen no está sola.

Los días han pasado, la mujer que le ayudó le resulta familiar y su infancia le trae algunos recuerdos y un crucifijo le hace recordar. Le pregunta si es su madre, pero ella lo niega. Sin embargo, Matt escucha cómo su corazón se acelera, sabe que está mintiendo.

Ben Ulrich es acompañado por un policía, pero Kingpin se le adelanta y es atacado por la misma enfermera que asesinó al oficial Manolis. También neutraliza al policía, pero Matt llega a ayudar. Ulrich logra salvar a su esposa, quien colgaba del techo casi al borde de la muerte.

El hombre que ayudó a Karen la ha estado siguiendo, tratan de pedir ayuda a la policía, pero esto solo desata una balacera. Karen no está dispuesta a dejar que Foggy arriesgue su vida, así que de un macetazo lo deja inconsciente y sale corriendo.

Wilson disfraza a un hombre loco de Daredevil, Wilson Fisk no sólo planea destruir a Matt sino también a Daredevil. Este impostor trata de entrar al lugar, pero Matt lo neutraliza de una patada. Karen corre en medio del fuego cruzado mientras Matt, quien no se ha recuperado del todo, vence con dificultad a este impostor. El acechador enamorado de Karen la abraza mientras este es baleado. Ella abre su saco, pero no para salvarlo, sino para sacar lo único que la impulsa en la vida, una última dosis. Entre balazos y sangre, Karen cae en las manos de Matt.

El Kingpin observa todo desde su edificio a través de las pantallas. Hace las llamadas necesarias para llamar al hombre que acabará de una vez por todas con el hombre que ha aprendido a odiar, Nuke.

Para leer la cuarta y última parte haz click aquí.

Comentarios

Sobre El Autor

Carlos Hernandez
Columnista
Google+

Amante de las ciencias sociales y naturales. Estudiante de Ciencias de la Información en la UCR y de Relaciones Internacionales en la UNA. También gusta en un 95% de la música Rap de todos los estilos y formas. Seguidor de Marvel, DC, Vértigo, el cine, la literatura y todos los hipertextos que estos generen.