Bryan Cranston, la estrella de Breaking Bad, reafirmó que volvería a interpretar el papel de Walter White en Better Call Saul o en la película Breaking Bad.

“Desde un punto de vista realista, si me llamaran para hacer la película o Better Call Saul, que no sé si sucedería, -realmente no lo sé-, lo haría inmediatamente. Mi experiencia en Breaking Bad cambió mi vida y mi vida profesional. Me dio oportunidades que no habrían venido “.

A pesar de la finalización de la serie final de Breaking Bad en 2013, en la que White murió, Cranston podría reaparecer en Better Call Saul, ya que la serie se desarrolla principalmente antes de que el torpe abogado Jimmy McGill (Bob Odenkirk) se convierta en el abogado criminal de White en la serie insignia.

Cranston está involucrado en la película Breaking Bad, una secuela de la serie que sigue al antiguo protegido de Walter White, Jesse Pinkman (Aaron Paul), quien en la última temporada de la serie fue encarcelado y convertido en un esclavo que hace metanfetaminas antes de escapar en los momentos finales de la serie.

Cranston dijo anteriormente que volvería “absolutamente” a la película si el creador y “genio” Vince Gilligan lo pidiera, llamando la saga como “gran historia”.

“Hay muchas personas que sintieron que querían ver algún tipo de conclusión en algunas de estas historias que quedaron abiertas. Y esta idea, se mete en esos, al menos, un par de personajes que no completaron su viaje”

Los detalles de la película permanecen ocultos, salvo por el conocimiento de que se centrará en Pinkman en algún momento después de huir del sitio de su encarcelamiento. En caso de que Cranston regresara para la película, White podría ser revivido mediante flashbacks o alucinaciones.

Cranston ganó un Globo de Oro y cinco Emmys por su papel de Walter White, un maestro de química de secundaria con enfermedades terminales que utilizó su genio para vender metanfetamina de alta calidad como medio para asegurar un futuro para su esposa y sus dos hijos. Adoptando el alter ego de “Heisenberg”, White emergió como el narcotraficante más peligroso del sudoeste de Estados Unidos después de haberse atrincherado por completo en su imperio criminal alimentado por el ego.