Gran emoción nos causó el anuncio de un Silent Hill que contaría con la participación de dos maestros como Hideo Kojima y Guillermo del Toro, así como Norman Reedus (Daryl Dixon de The Walking Dead) en el papel del protagonista.

Anunciado en el E3 del 2014, parece que el futuro del juego es tan sombrío como el pueblo de Silent Hill; tan muerto como muchos de sus personajes. Incluso el demo del juego, que había sido descargado más de un millón de veces de la PS Store, ha sido retirado de la misma.

La cancelación fue confirmada por del Toro en el Festival de Cine de San Francisco, debida probablemente a la salida de Kojima de su empresa Konami. Es además la tercera cancelación de un videojuego con la participación de Guillermo del Toro.

A los gamers nos tocará esperar más, quién sabe cuánto, por una entrega que valga la pena de esta saga cuya imagen ha sufrido bastante con Silent Hill Homecoming y Silent Hill Downpour, juegos que, aunque no son fatales, distan mucho de la era dorada de Silent Hill.

Por Alejandro Amador