¿Puede un refrito ser interesante?

Como muchos sabrán, el manga Death Note ha sido adaptado varias veces: cuenta con un anime, 3 películas live action, 2 películas para la TV, obras de teatro, videojuegos y novelas ligeras.

Por eso, cuando se anunció este nuevo dorama, sentí algo de escepticismo. Este inció el pasado 5 de Julio y terminó el pasado 13 de septiembre, trasmitiéndose los domingos por la cadena NTV.  Los ratings iniciaron muy bien con un 16.9% en la region de Kanto, sin embargo para el capítulo 3, estos habían bajado hasta un 8.7 %. Aun así, volvieron a subir luego del episodio 6 cerrando con un 14.1% en el último episodio y un promedio del 11.55%. Pero, ¿porqué estos altibajos?

Primero que todo, hay varios cambios con respecto a la historia original, de mi parte considero que fue una buena idea ya que permite a quienes leímos el manga y seguido todas las adaptaciones poder sorprendernos por los nuevos puntos de giro en la historia.

Yagami Light es interpretado por Kubota Masataka, él es un joven universitario, un tanto nerd (más tirando al Otaku japonés) y es fan de la idol Amane Misa (Sano Hinako). Su madre murió cuando era joven y tiene un resentimiento hacia su padre. Un día encuentra la Death Note y en un principio luego de usarla, decide que debe desacerse de ella hasta que su padre se ve envuelto en un secuestro, y para evitar que su padre Yagami Soichiro (Matsushige Yutaka) muera decide usar la Death Note. A partir de ahí, Light aceptará su destino y se convertirá en Kira.

L, interpretado por el actor Yamazaki Kento es el mejor detective del mundo. A diferencia de la historia original, su vicio no son los dulces, si no los energy drinks. L tratará de mantener al tanto a Near (Yuki Mio), quien tiene doble personalidad, y en esta adaptación su alter-ego es Mello.

Hasta acá como notarán hay cambios significativos en el comportamiento de los personajes. Pero esto también permitió resumir la historia en 11 episodios y de paso descartar algunos personajes secundarios que no eran necesarios. Las actuaciones en general son bastante buenas, Light en algunos casos sobre actúa un poco pero es algo muy típico de los doramas y al final de cuentas eso es lo que logra darle emoción a las escenas.

https://www.youtube.com/watch?v=PL1FkXpUJas

Al principio, esta nueva personalidad de Light me resultó un poco extraña, pero conforme avanzaba la serie me pude dar cuenta que nos permitió ver a un Light más humano y creíble. Su trasformación en Kira fue más marcada, se nota como el personaje se va transformando en el psicópata que todos conocemos, y nos deja ver mejor la destrucción que causa la Death Note en su usuario.

En el caso de L su personalidad me recordó más a Near, pero cabe destacar que los cambios que se realizaron en la trama permiten que el detective brille más que antes No entraré en detalles para evitar spoiler, pero el desenlace difiere tanto con el manga como con los live actions. Near y Mello, por otra parte, son un personaje algo confuso, no me termina de convercer que fuesen la misma persona. Sin embargo la joven actriz Mio, hace un gran trabajo al lograr darle una personalidad totalmente diferente a ambos, incluso en su forma de hablar.

Con respecto a la trama, hay varios cambios significativos: Raye Penber no muere tan fácilmente, lo que me pareció un buen punto de giro, Misa es menos inútil por así decirlo; de hecho Light la trata mejor, y su Death Note es roja, Rem tampoco se sacrifica para salvarla.

A diferencia de los anteriores live actions, aquí si veremos a Mikami Teru (Oshinari Shugo) y el rapto de Sayu para recuperar la Death Note.

A mi parecer, el dorama inicia algo flojo, pero a como va avanzando logra atrapar al espectador y se vuelve más atractivo y se siente más la pelea por ver quién es la verdadera justicia; respetando más la esencia de la serie original pero manteniendo su originalidad eso sí. Al final termina siendo una obra emocionante, visualmente muy bien lograda, tal vez con excepción de los shinigamis y que en definitiva vale la pena ver.

Eso sí, se debe de tener una mente abierta al cambio, que al final creo que fueron en su mayoría bastante acertados, y que permitieron escenas muy dramáticas y emocionantes.