Esta semana llegó a Call of Duty: Modern Warfare Remastered el pack de mapas Variety para Xbox One y PC, mostrándole a los jugadores lo que en PlayStation 4 fue una cruda realidad con los DLC que aparecieron hace 9 años.

De hecho, en Steam tampoco le ha gustado a nadie la política de Activision, la cual parece que sí les gusta en PlayStation 4. Si a los DLC le sumamos las infames loot boxes, estamos ante una política garrotera de quienes solo quieren dinero y nos muestra la avaricia de una maña compañía. Esto es algo de lo que se quejan algunos jugadores en Reddit. Call of Duty: Modern Warfare Remastered sigue sin venderse por separado de Call of Duty: Infinite Warfare, lo que ya nos hace pensar en un gasto de dinero adicional, sumándole todos los DLC o el Season Pass, más lo que los usuarios compren de loot boxes.

De hecho, la base de jugadores en PC ha decrecido hasta menos del 25% desde su lanzamiento, algo a lo que no ayudará en nada a Activision.