Good Morning Call es un dorama de comedia romántica que se estrenó el 12 de febrero del 2016 y es una colaboración en conjunto entre Fuji TV y Netflix. Éste cuenta con 17 episodios y está basado en el manga shoujo del mismo nombre, Good Morning Call de Takasuka Yue.

Yoshikawa Nao (Fukuhara Haruka) es una estudiante de colegio común cuyos padres viven en el campo. Ella decide vivir sola y se muda a su nuevo apartamento, pero el día de la mudanza se topa con que Uehara Hisashi (Shunya Shiraishi), el chico popular del colegio también se mudó al mismo apartamento. El problema no es que vivan en el mismo edificio, si no que ambos están asignados al mismo cuarto.

Desesperados buscan la agencia que les rentó el apartamento pero ésta se encuentra cerrada, y al hablar con la propietaria se dan cuenta que ambos han sido estafados. Sin dinero para mudarse, y sin poder regresar a casa sin modificar sus vidas… Ambos deciden vivir juntos.

Nadie debe de saber que viven juntos, ya que Uehara tiene demasiadas fans en el colegio que podrían acosar a Nao, y a los problemas podemos agregar a Daichi Shinozaki (Sakurada Dori), el amigo de la infancia de Nao que está enamorado de ella. Otros personajes recurrentes son Konno Marina (Moe Arai) y Micchan (Nagashima Shugo), amigos de Nao que por tratar de ayudarla la meterán constantemente en problemas.

También tendremos a Uehara Yuri (Mori Erika), primer amor de Uehara, Abe Jun (Nagasawa Koya) un chico enamoradizo y a Icchan (Kentaro); entre otros personajes.

good-morning-call

El dorama nos ofrece muchas situaciones embarazosas y cómicas por las cuales reírnos, así como un romance colegial bastante dulce  y simple. Los personajes secundarios tienen bastante participación, ya que Yuri por ejemplo está llena de problemas que nos darán varios momentos dramáticos.

Al tener 17 episodios, la historia logra desarrollarse más que los típicos doramas de 9 o 10 episodios, lo que permite darle más participación a los personajes secundarios y a su vez desarrollar mejor la historia. Esto se agradece bastante, sin embargo me hubiera gustado ver más de la llamada “nueva vida” de los personajes.

En general es drama sencillo, pero se disfruta bastante si se es fan de los shoujos ya que maneja mucho el tipo de humos que se usan en estos mangas y animes por lo que muchas escenas son exageradas. Si gustan de ver J-Dramas y tienen Netflix, es una genial opción más tomando en cuenta que sólo hay 3 doramas disponibles en nuestra región.