El mes pasado, Fortnite consiguió rebasar a su rival directo, PUBG, recaudando $126 millones de dólares; una cifra impresionante considerando que es un título free-to-play y sus ganancias provienen de comprar in-game.

En comparación, PUBG consiguió $103 millones de dólares, con la mayor parte proveniente de la compra del juego, según The Verge. A pesar de que PUBG ofrece compras dentro del título, Bluehole no ha mecanizado tanto el modelo como Epic Games. Según Superdata Research, el modelo free-to-play de Fortnite combinado con la aceleración de la curva de aprendizaje, menor clasificación y el estilo visual, son los factores que han conseguido llamar la atención de los usuarios.

Superdata Research también reveló que Fortnite tuvo 14 millones de espectadores únicos en Twitch durante la última semana de febrero, contra los 8.7 millones de PUBG.