Astronomía, se define como: “la ciencia que se ocupa del estudio de los cuerpos celestes del universo”. Y básicamente es una gran parte del anime del que les comentamos hoy. Me refiero a: Gokukoku no Brynhildr (Brynhildr in the Darkness en ingles), un anime de la temporada pasada que llamó la atención de cientos de fans…

Y es que esta obra, traída de las manos de Lynn Okamoto (Creador de Elfen Lied), adaptada al anime por Kenichi Imaizumi y por el estudio Arms. Cuenta con 13 episodios e intenta tocarte el corazón, con una historia sobre amistad y remordimientos del pasado que el protagonista quiere reprimir…

La historia comienza con nuestro protagonista Ryōta Murakami en un vistazo a su niñez la cual es muy alegre debido a que la tiene en compañía de su gran amiga, Kuroneko, una pequeña niña de cabello azul oscuro y con 3 peculiares lunares juntos que la distinguen en la mente de Murakami, fascinada con las estrellas y las constelaciones. Ellos acostumbran pasar sus noches observando con su telescopio cada formación estelar que se les presente y divirtiéndose como amigos de la infancia… Pero todo cambia un día que cruzando una especie de tubería en lo alto de una represa, Murakami se resbala y cae de la estructura, Neko en un intento desesperado por ayudarlo le agarra el brazo, por ende ambos caen fuera de la represa. Al parecer Neko muere en ese accidente y Murakami vive con el remordimiento, hasta el presente, de que por su culpa su amiga ya no está. Debido a que sentía una atracción por ella y la culpa no deja de habitar en su ser se promete a si mismo cumplir con el único sueño de su amiga: visualizar un alien. Para cumplirlo se une al club de Astronomía y cada noche sube hasta el observatorio para visualizar las estrellas…

Pero la verdadera historia comienza un día que nuestro protagonista se encuentra en el colegio y una nueva estudiante Neko Kuroha, con un increíble parecido a Kuroneko, es transferida a su clase. Debido a varios incidentes relacionados con muertes de estudiantes (los cuales Neko evita que pasen) Murakami se obsesiona en revelar si ella es su amiga de la infancia y en su insistencia descubre que Neko es una especie de “bruja” con poderes proporcionados por un mecanismo instalado en su cuello llamado “harness” y el cuál si se retira causa un extraño efecto que derrite a la persona en cuestión, matándola instantáneamente…  En eso momento Neko le avisa a Murakami que ella no es la única con esos poderes y conforme avance la historia irán conociendo mas personas con este poder, no te contaré más para que quedes enganchado ya que es una serie que vale la pena…

La banda sonora fue de mi agrado pues tiene algunos toques de electrónica, y me llama mucho la atención que el estudio supiera incomporar bien cada melodía conforme a la situación. La animación es de bastante calidad, y la trama me parece bastante buena, ya verás que la historia te podrá hacer llorar o al menos sentir cada situación presentada… Puesto que este anime promueve bastante el trabajo en equipo, la amistad y el romance.

En conclusión Gokukoku no Brynhildr me parece un buen anime de temporada, el cuál deberían darse la oportunidad de ver. Tiene un cierto parecido a Elfen Lied con el laboratorio secreto, los experimentos, los poderes, el chico que se dedica en ayudar a los demás y varias menciones de la cultura y el idioma Alemán. Además de contener una dosis normal de Gore (censurado), también cuenta con algunas partes de comedia y su respectiva cantidad de ecchi, ya verás que hay más de un personaje medio pervertido, y con la idea de ese famoso Harem que Murakami plantará en el observatorio.

Si gustas de las estrellas, aliens, peleas con magia o de chicas lindas… No te puedes perder esta pequeña pero entretenida serie. Examina las estrellas y entra en armonía a las constelaciones con Gokukoku no Brynhildr.

Por Felipe Vargas