Hoy concluye la quinta temporada de esta gran serie. Después del tremendo penúltimo episodio en el que vimos a Stannis Baratheon sacrificar a su propia hija Shireen a R’hllor, Señor de la Luz y ver el regreso de Drogon a Daenerys (que enviudó por segunda vez), hoy por fin termina esta quinta temporada.

El capítulo final lleva el nombre de “Mother’s Mercy”, lo que se traduciría a Piedad de una Madre. ¿Piedad de qué tipo? ¿De qué madre estamos hablando? Son varios los personajes con lasos maternales fuertes, Cersei con su hijo Tommen (quien aparece llorando en el prólogo del episodio fina de temporada), Daenerys con sus dragones, la esposa de Stannis que, después de comportarse con frialdad y desprecio hacia su hija toda la vida, no pudo soportar el sacrificio de la misma en el episodio pasado… ¿Qué relación tendrán estas madres con el nombre del capítulo?

En fin, solo falta esperar a ver qué nos regalan, o cómo nos horrorizan, los creadores de Game of Thrones para dejarnos esperando todo un año hasta la próxima temporada.