¿PlayStation 4K? ¿Xbox One.5? En las últimas semanas se ha generado el rumor de que Sony y Microsoft podrían estar trabajando en consolas con especificaciones técnicas más modernas. Los de Redmond confirmaron de forma reciente que no tenían nada en desarrollo para sustituir a Xbox One, con ella hasta el final. Los de Sony, por otra parte, no han dejado nada en claro todavía… Los usuarios, mientras tanto, tiemblan ante la posibilidad de que haya algo. ¿Y las compañías? Para uno de los cofundadores de Bioware el tema está claro, es una mala idea.

Logo_bioware_dragon

Según indica Greg Zeschuk: «diría es que un dolor en el culo bastante grande y que va en contra del propósito de las consolas»-. El señor Zeschuk relaciona este tema con el reproductor DVD de la primera Xbox y es que debido a los diferentes modelos usados, el rendimiento era diferente según el tipo de lector montando, en algunos casos mejor y en otros peor. Evidentemente, no se puede comparar al hecho de cambiar componentes clave como CPU, GPU o RAM, pero se corre el riesgo de segregar a los jugadores y denigrar a cierto sector.

-«El propósito de las consolas es dar una serie de requisitos contra los que trabajar desde una perspectiva de hardware. Cambiar esto es una completa locura»-, añade Zeschuck en relación a la forma de programar y sacar rendimiento a una consola. El hecho de ofrecer un hardware completamente cerrado, sin actualizaciones físicas, obliga a los estudios tener que optimizar al máximo sus creaciones, lo cual es un beneficio según su punto de vista. En resumen, mala idea y peor aún en caso de ser usuario de uno de los sistemas actuales.