Habrá que tomarse con reservas la información, sin embargo, la fuente no es cualquiera. Vincent Maraval, fundador de la distribuidora Wild Bunch – a la cual debemos El viaje de Chihiro, en 2001, visitó esta mañana los míticos estudios Ghibli. 

“Soy testigo de que Miyazaki padre e hijo están trabajando en dos nuevas producciones de los estudios Ghibli y las imágenes son in-cre-í-bles. Cuánta emoción.”

Estas líneas tienen qué emocionarnos. Aunque Hayao Miyazaki no tiene planeado el retiro, su último largometraje data de hace seis años. Por otro lado, su hijo Goro ha demostrado su talento con “La colina de las amapolas”, en 2011. No tenemos mucha información sobre las dos producciones, sin embargo, según las palabras de Vincent Maraval, los visuales y animaciones ya son presentables, con lo cual podemos pensar que la producción va viento en popa.

Aún habrá que esperar para tener información oficial al respecto, sin embargo, tendremos que ser pacientes ya que los estudios Ghibli suelen ser bastante reservados. Los fans tenemos la hipótesis que Miyazaki se encuentra trabajando en Kimi-tachi wa Dō Ikiru ka  desde el 2017. Sin embargo, también pensamos en Boro, la oruga, un proyecto que el director desea hacer desde hace más de 20 años. Luego del cortometraje de 12 minutos, tal parece que ahora podría haber una adaptación cinematográfica del mismo.

Mientras tanto, Miyazaki participó recientemente en una campaña de reforestación para el bosque “Tokoro no Mori”, un lugar que inspiró Mi vecino Totoro. A sus 78 años, Miyazaki no para de asombrarnos.