Lo primero que hay que decir es que, definitivamente Hereditary (El Legado del Diablo) no se parece al El Exorcista. Una vez aclarado esto, es más fácil discutir y darle valor propio a esta propuesta. Y ya que estamos esclareciendo aspectos para todos aquellos que no saben si ir o no a verla, lo que hay que decir es que sí, Hereditary sí da miedo.

A continuación lo adecuado sería decir brevemente de que trata la película, pero omitiré esa parte, porque solo tienen que saber algo: mientras menos tengan idea de que trata Hereditary, mejor. Parte de la experiencia para disfrutar (o sufrir según sea el caso) este filme, está en ir avanzando junto a los personajes en pantalla, y esto es fácil de lograr gracias a que el director hace uso adecuado de la cámara y la banda sonora como si de un péndulo de hipnotista se tratase, para introducirnos en una atmósfera extraña, generando la sensación de que algo no está bien, de que el ambiente es hostil. Definitivamente hay que darle crédito al debutante director neoyorquino Ari Aster, por este trabajo notable en tomas y movimientos de cámara, apoyado además por un excelente trabajo de fotografía con escenas en interiores de poca iluminación bien logrados, consiguiendo así, sinergia entre los elementos técnicos y elevando el nivel artístico de la propuesta acorde a lo que se busca: generar tensión.

 

La película se divide visiblemente en dos partes. Al principio es más un drama familiar rodeado como se mencionó antes, de una atmósfera perturbadora. La receta del guion incluye cocción a fuego lento, el director se toma su tiempo, pero no abusa y ya antes de la primer hora de metraje, logra crear, sin necesidad de referenciarse al manual de películas de terror, un momento de verdadera afectación  e incomodidad. Luego, la película empieza a revelar sus cartas y con ello la actriz Toni Collette en el complejo papel de la madre, se impone con gran energía en una actuación destacable.

Al César lo que es del César, y es que Hereditary ciertamente aporta algunas escenas que se quedarán en la mente del espectador. Lo mejor de la película, son esos momentos de tensión cercanos al horror, que logra edificar. Una muy buena utilización del lenguaje audiovisual para transmitir sensaciones estremecedoras sin caer en el efectismo y fórmulas gastadas del cine de terror.

Lo no tan bueno, está del lado del guion. La historia, aunque no es necesario que sea  completamente original y algo nunca antes visto, recae en ciertos clichés y elementos facilitadores para hacer avanzar la trama. Además peca de presentar en algún momento información que no es tan relevante y se siente explicada de más.

Al final, no podemos dejar de recomendar ir a ver Hereditary. Ya que resalta sobre el montón de películas de terror con desarrollo y estilo visual repetitivo. Y no es un drama disfrazado de terror solamente, le cumple al espectador que quiere sentir como se le ponen los pelos de punta, sin dejar de tomar en cuenta el terror que se puede llegar a sentir por empatía al drama psicológico de los personajes, ese terror humano que todos estamos propensos a sufrir.

TRAILER

 

 

Autor

Michael Vargas 

Sobre mí:

Un ingeniero industrial que de vez en cuando se pone a ver cine, que le gusta el cine y a veces habla (con razón o no) sobre cine. Amante de la fotografía y lector empedernido. En fin, alguien que trata de hacer, lo que le gusta.

 

Comentarios

Sobre El Autor

Gerardo Chavarria
Director General / CEO