Desde ayer se empezaron a propagar comentarios en redes sociales, relacionados a los chistes homofóbicos que el comediante Kevin Hart publicó en algún momento en su cuenta de Twitter. Hoy amanecimos con la noticia de que el propio Hart ha decidido renunciar a la noche de entrega de los Oscar. Esto para no generar una distracción.

I have made the choice to step down from hosting this year’s Oscar’s….this is because I do not want to be a distraction on a night that should be celebrated by so many amazing talented artists. I sincerely apologize to the LGBTQ community for my insensitive words from my past.

— Kevin Hart (@KevinHart4real) 7 de diciembre de 2018

No es la primera vez que el anfitrión renuncia poco después de ser elegido para dirigir la ceremonia. En el 2011 por ejemplo, Eddie Murphy desistió luego de que el productor del evento Brett Ratner tuvo que renunciar también por comentarios homofóbicos.

Lo cierto es que, no sabemos que tanta presión interna recibió Hart luego de que se escudriñara entre sus tuits. Es bien sabido que la Academia trata de evitar colocar figuras controvertidas como focos de atención.  Ahora queda la incógnita, de quién será finalmente el anfitrión de la ceremonia.