Un repaso por la historia del Korean Wave.

Las telenovelas Coreanas, mejor conocidas como Dramas, han sido de gran influencia en el denominado “Korean Wave”, esta oleada de cultura Coreana se inició desde los 90’s en el este asiático y ha llegado hasta nuestro país,  varias telenovelas Coreanas han sido dobladas al español y han sido transmitidas en canales Costarricenses, más que una moda es un fenómeno cultural que llegó para quedarse. Antes de abordar el tema del Hallyu como se le conoce al Korean Wave,  hay que entender el contexto cultural que hay alrededor, por lo que primero considero importante revisar la escena televisiva del Este asiático.

La Televisión como un medio cultural

Los dramas o telenovelas han estado presentes en el este Asiático desde inicios de los 70’s,  según el libro East Asian Pop Culture – Analysing the Korean Wave, en Singapur no hubo televisión hasta 1961, en ese país se trasmitió el drama de Hong Kong, Man in  the Net (1979) alcanzando un 85% de audiencia aunque sus actores eran desconocidos para la población. Se puede decir que a partir de este momento una oleada de dramas chinos invadió los televisores del Este Asiático con melodramas de época, para luego ser sustituidos en los 80’s por dramas  taiwaneses con familias enormes, millonarias y muy complicadas para las nuevas “cuñadas”.

En los 90’s llegaron entonces los “doramas” japoneses, románticos, pero que mostraban las modas del momento, las pantallas asiáticas se llenaron entonces de profesionales, que usaban ropas de marcas internacionales y que se ubicaban en los lugares más modernos de Tokyo, estos “doramas” vinieron a llenar de sueños a la juventud asiática.

Entrando la década del 2000, es donde entra lo que conocemos como Korean Wave. Antes de ahondar en la Korean Wave, cabe destacar que en Corea era prohibido cualquier tipo de cultura pop japonesa hasta que en 1998 se levantó dicha prohibición. Esto no quiere decir que Corea estuviera totalmente aislado de esta influencia, ya que el contenido entraba de forma ilegal o era adaptado a la realidad de Corea, lo que al final permitió que Corea también se viera influenciada de la cultura Pop Japonesa al igual que los demás países de la zona, solo que por la prohibición era más común que adaptara a su cultura lo que entraba desde Japón.

El  Inicio del  Korean Wave

A finales de los 80’s y principios de los 90’s el mercado cinematográfico de Corea fue abierto a los distribuidores foráneos debido a la presión de los Estados Unidos, esto fue disminuyendo las producciones Coreanas, pasando de 81 producciones Coreanas contra 25 extranjeras en 1984 a 63 Coreanas contra 347 extranjeras en 1993. En el 95 se dio una apertura en los medios de comunicación y la cultura.

Es en este momento cuando aparece Jurassic Park, este Blockbuster Hollywoodense disparó las ventas de los automóviles Hyundai en el extranjero según Doobo Shin en “Waxing the Korean Wave” las ventas fueron de 1.5 millones, mostrando por primera vez a la cultura como una industria y a su vez despertando el interés del gobierno en la industria del entretenimiento, lo que terminó en convertirse en la ley “Motion Picture Promotion Law” de 1995, por el cual el gobierno empezó a dar incentivos a la industria cinematográfica Coreana y en 1999 la ley que permitía financiar las producciones cinematográficas.

Por otro lado, en 1990 se pasó una ley en la que el gobierno le dio una licencia comercial al canal SBS, el cual se convirtió en el primer canal comercial desde que en 1980 el régimen de Chun Doo-whan reorganizó 29 transmisoras en 2 canales: KBS y MBC. Los ratings de audiencia empezaron a ser relevantes y las televisoras entraron en una guerra de telenovelas, esforzándose al máximo por lograr más rating, lo que llevó a una mejora en la calidad de los dramas.

Para 1997 se dio una crisis financiera en Asia, y es en este momento que Corea empieza a buscar como explotar su cultura pop. Debido a la crisis las televisoras del Este de Asia, estas buscaban programas enlatados baratos, ya que en ese momento los doramas japoneses (de moda en esos momentos) resultaban muy costosos. Y es aquí donde el Korean Wave entra en acción.

Si bien los dramas se empezaron a exportar en los 90’s, la MBC vendió el drama Eyes of the dawn (1991) a una televisora Turca en 1992, siendo el primer drama en venderse a un país Europeo. No fue hasta 1997 cuando se trasmitió por el canal chino CCTV el drama What is love (Sa rang yi Mwo gil rae, 1991), que se inicia el Korean Wave, este drama se convirtió en todo un éxito. Para el 2002, 67 dramas coreanos habían sido trasmitidos en China. Paralelamente la banda de pop Coreano H.O.T empezaba a gozar de popularidad en Asia, vendiendo millones a pesar de la crisis financiera. Se puede decir entonces que la alta calidad de los dramas Coreanos sumados a su bajo costo logró impulsarlos en el mercado.

Para este momento el único país del Este Asiático que parecía no haber caído en los encantos del Korean Wave era Japón, aunque esto cambió cuando se estrenó Winter Sonata.

Winter Sonata, un fenómeno Cultural

Winter Sonata se estrenó en el 2002, en el canal coreano KBS2 y es considerado por muchos como el drama que impulsó el Korean Wave no solo en Asia si no a nivel mundial.

En el en el 2003, se estrenó en Japón Winter Sonata, trasmitiéndose por un canal de cable, para cuando se transmitió por tercera vez lo hizo por el canal NHK, logrando un 17% de la audiencia, un número bastante alto para un drama y mucho más considerando que procedía de Corea. Incluso por la alta demanda llego a trasmitirse en Coreano con subtítulos, cosas nunca antes vista para un programa que había sido doblado al japonés.

El actor Bae Yong Jun (Winter Sonata) llegó a Tokyo y lo esperaban 5000 mujeres en su mayoría de la mediana edad. Este drama también despertó el interés de las mujeres japonesas por viajar a Korea, muchas ignoraban cómo era la cultura Coreana e incluso les pareció sorprendente ver lo desarrollado que era Corea, al que por racismo o ignorancia habían visto como un país menos avanzado y como el burdel donde sus maridos iban de vacaciones.

El turismo creció fuertemente, las fanáticas japonesas querían conocer los lugares donde se grabó la serie, tanto que en el 2004 subió en un 35,5% el número de turistas japoneses que visitaban Corea. Se puede entonces decir que Winter Sonata cambió la imagen que tenían las mujeres japonesas de Corea, y a su vez hizo que las mujeres de 30 a 70 años fueran notadas como consumidoras.

La percepción del público sobre los dramas Coreanos

Los dramas Coreanos son percibidos por el público como más puros, donde una “Cenicienta” encuentra a su Príncipe azul y viven felices para siempre.

En su mayoría estos Dramas giran en torno al personaje femenino y el cómo ella ve las cosas. Además, se puede percibir la importancia de la familia y según mujeres entrevistadas en el libro East Asian Pop Culture – Analysing the Korean Wave, los personajes son más directos (en comparación a los personajes japoneses) y mucho menos caricaturescos. Las japonesas entrevistadas además decían sentir nostalgia e incluso envidiar las relaciones de familia en la que los hijos se hacían cargo de sus padres.

Se podría decir que los valores representados en los dramas juegan un gran papel en la popularidad de estos, la forma en la que se representa a la mujer, concuerda con el ideal del Este Asiático, el respeto por la familia, y el romance puro y sincero representado en los dramas parecen atraer al público femenino de estos países, las cuales son conservadoras por naturaleza.

Korean Wave en Latinoamérica

Ha sido tal la popularidad de las telenovelas Coreanas, que incluso se han trasmitido en países como Cuba, cuyo primer drama en televisión abierta fue Queen of Housewives (2009) en el 2014 y que alcanzó un 70% del rating. Si bien varios de los dramas son donados a las televisoras por medio de las Embajadas, no hay duda de que están ganando popularidad entre las personas jóvenes.

También podemos encontrar  comentarios en blogs, donde se muestra que muchas latinoamericanas (en especial las más jóvenes) prefieren los dramas coreanos sobre los hechos en Latinoamérica, ya que no se ve tanto “odio” y rencor, además de la violencia de las narco novelas de estos lados.

Conclusión

Corea supo aprovechar muy bien las oportunidades la crisis del 97, sin duda fue un factor determinante, pero al final el Korean Wave se conforma de diversos factores que sin duda le permitieron a Corea impulsar no solo la cinematografía si no la venta de productos, turismo, la música y su cultura. Todo esto gracias a esas telenovelas que no suelen pasar los 20 capítulos.

Ensayo original escrito para la segunda entrega del concurso “Hola! – Ola Coreana en Costa Rica”, organizado por la Embajada de la República de Corea en Costa Rica.