El medio GamesIndustry consultó a varios analistas de la industria sobre cuánto debería costar Nintendo Switch, la nueva consola de la Gran N y todos coinciden en que no debe costar más de $300:

“El precio depende de las especificaciones y el éxito depende tanto del precio como de las especificaciones. Si las especificaciones son cercanas a PlayStation 4, creo que el precio puede ser más o menos el mismo. Si las especificaciones son peores, el precio debería ser más bajo”; afirmó el nada querido Michael Pachter, analista de The Wedbush Securities

El polémico analista añade que si la potencia de ambas consolas es similar, será más fácil para las third-parties trasladar los juegos de PlayStation 4 a Nintendo Switch. Dejando de lado a ese despreciable analista, el muy querido Dr. Serkan Toto aseguró:

“No es imposible ofrecer el dispositivo en distintas versiones, por ejemplo, sin el home dock. Los fans hardcores de los videojuegos pueden encontrar por $300 fantásticos dispositivos de Sony y Microsoft […] El juego portátil ha sido tomado por los dispositivos inteligentes.”

ci_nintendoswitch_mosaic_image912w

Por otro lado, Joost van Dreunen, analista de SuperData también se unió a sus comentarios:

“Espero que lo mantengan por debajo de los $300, idealmente en pack junto a Zelda o Mario Kart. Cualquier cosa por encima de ese precio limitará mucho su potencial de mercado.”

Para finalizar, Piers Harding-Rolls, de IHS, afirmó:

“El anuncio sugiere que están compitiendo más significativamente con las consolas de sobremesa pero con la ventaja de la movilidad. El precio necesita ser competitivo en este contexto y cualquier cosa por encima de los $300 podría no ser una proposición convincente.”