Rocket League llegará este año a Nintendo Switch de la mano de su estudio Psyonix. El juego originalmente usaba el Unreal Engine 3, por lo que el estudio tuvo que hacer un trabajo extra para adaptarlo a la consola, según ha comentado Jeremy Dunham, director de Psyonix.

El juego como sabemos correrá a 720p/60FPS independientemente del modo (TV o Portátil), ya que para el juego es mucho más beneficioso una tasa de frames alta que contar con el mejor aspecto visual:

“La verdad es que estamos por delante de donde pensábamos que estaríamos. No pensamos que tendríamos el juego funcionando de forma fluida tan temprano. Durante un tiempo estábamos preocupados por si tendríamos algo que mostrar en E3. Tenemos un equipo con mucho talento en Psyonix. Nuestros ingenieros han trabajado mucho para asegurarse de que esto funciona tan bien como ya lo hace. Ya hemos descubierto cosas en las últimas semanas que no conocíamos antes. Ya se ha hecho que el rendimiento del juego sea increíble. Estamos muy animados”.

Fuente: NET