Un estudio revela que los jugadores presentan mejor coordinación entre redes cerebrales.

Gracias a una investigación colectiva realizada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah y la Universidad Chung-Ang en Corea del Sur, se reveló que los videojuegos podrían ayudar a las personas a pensar más eficientemente.

El estudio, el cual se basó en escaneos cerebrales de más de 200 hombres adolescentes, reveló que aquellos que pasan más tiempo con videojuegos presentan una mejor coordinación entre las redes cerebrales que procesan la visión, la audición, ademas de afectar la red que controla la atención.

“Hiperconectividad entre estas redes cerebrales podría llevarnos a una habilidad más robusta para dirigir atención a ciertos objetivos y reconocer información en el ambiente. Estos cambios podrían ayudar a alguien a pensar de manera más eficiente”, reveló el Dr. Jeffrey Anderson, profesor asociado en la Universidad de Utah.

Por desgracia, no todo es bueno en este estudio. Aunque el Dr. Anderson cree que estos cambios pueden ser benéficos para las personas, existe la posibilidad que la coordinación entre la corteza dorsolateral prefrontal y la unión temporoparietal “aumente la distracción”.

Es importante señalar que estos cambios suelen presentarse en pacientes con condiciones neuropsiquiatricas como esquizofrenia, autismo y síndrome de Down, además de personas con poco control de sus impulsos. Con esto dicho, el Dr. Anderson admitió que el estudio aún no determina si los videojuegos causan estos cambios en el cerebro o si las personas con estas características son quienes se sienten atraídas a esta industria.

family-playing-video-games

Fuente: Gamasutra