• George R.R. Martin, compartió la influencia que tuvo la serie de “Lord of the Rings” de J.R.R. Tolkien en su obra

Para quienes hemos leído la obra de Martin, A Song of Ice and Fire, no es un secreto que el escritor no se lo piensa dos veces en acabar con cualquier personaje. Incluso si éste en apariencia, es el héroe de la narrativa.

Recientemente Martin habló con  PBS para el The Great American Read. Durante este evento celebridades y autores hablan  sobre qué libro piensan que es el libro más amado de Estados Unidos. La elección de la obra, se realiza por medio del voto emitido por cada uno de ellos.

La serie que inicia con “A Game of Thrones” se encuentra dentro de la lista de obras candidatas, pero su autor piensa que “Lord of the Rings” de Tolkien debería de ganar el honor sobre sus propios libros.

Los libros cambian vidas

En la entrevista Martin habla sobre la influencia que ha tenido la narrativa de Tolkien en él, desde su juventud en Nueva Jersey. Dónde sin dinero para viajar a lugares durante el verano, viajó a través de los libros.

“Los libros me llevaron a todos lados”, dice Martin. “La invención más grande de Tolkien fue el personaje que luchó con la tentación del anillo y qué hacer con éste. Todos están luchando estas batallas dentro de sus corazones. Muertes que pueden tomar lugar en cualquier momento en cualquier lugar en la historia humana…”

“..¡Y luego muere Gandalf!”, señala Martin.

Él continúa explicando cómo a sus trece años, ese evento lo impactó, aumentando el suspenso entre más leía la historia, porque, después de la muerte de Gandalf, cualquiera podía morir y cualquier cosa podía pasar.

“Tiene un efecto profundo en mi voluntad de matar personajes inmediatamente”, dice Martin. “Tolkien rompió la regla y lo amo por siempre por eso”.

Martin cierra el video invitando a cualquiera que aún no haya leído las historias de Tolkien, que vaya a leer The Lord of the Rings y luego vote por ese libro por encima del suyo.

Pues bien, al parecer el sufrimiento de miles de fanáticos de ASOIAF, al tener a sus personajes favoritos muertos, va más allá de Martin y parte de la culpa recae en la genialidad de Tolkien.