La versión que Insomiac Games nos presentó de Spider-Man sin duda se convirtió en una de las mejores adaptaciones del personaje.

No por el hecho de tener un Peter Parker con mala suerte y un Spider-Man que cuenta chistes, sino por entender el peso que conlleva ser un héroe, lo que es mensaje principal del personaje.

Y esto fue algo que la desarrolladora entendió a la perfección desde el inicio hasta el final de su campaña, ya que el juego concluye con una de las decisiones más duras que el trepamuros tuvo que hacer.

En el tercer acto del juego, Otto Octavius libera un tóxico denominado “Aliento del Diablo”, el cual enferma gravemente a la población de la ciudad incluida la Tía May. 

Pero cuando Peter consigue el antídoto, debe tomar la decisión de entregarlo para producir más muestras o gastarlo para salvar a su querida tía, por lo que Peter decide sacrificar a su tía por un bien mayor.

Aunque este final fue bastante bueno, Yuri Lowenthal, quien prestó la voz a Peter Parker, dijo que a Marvel no le agradaba la idea de la muerte de May debido a que la historia del videojuego pasaría a ser canónica.

No obstante, con la escena ya grabada por los actores de voz, Marvel cambio de parecer y dijo: “Se lo han ganado, pueden matar a la Tía May”, por lo que Yuri sintió de cierta forma que se ganó de nuevo la aprobación de Marvel.

Además, el actor añadió ciertas maneras de poder traer de nuevo al personaje de May para la posible secuela, proponiendo flashback o “escenas tipo Obi-Wan Kenobi”.

“Marvel’s Spider-Man” ya se encuentra disponible exclusivamente para PlayStation 4, ¿ya probaste los dos trajes nuevos?